Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia se queja de los fondos COVID: recibe cinco veces menos que Canarias

Imagen de una concentración por el cierre de la hostelería. Rafa Vázquez

Canarias, Andalucía y Cataluña concentran casi la mitad de los 7.000 millones de la Línea Covid del Gobierno para dotar de liquidez a empresas y autónomos. Para hallar a Galicia en la lista de comunidades beneficiarias por cantidad, hay que llegar hasta el séptimo puesto. En el reparto publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado a la comunidad le toca recibir 234,4 millones de euros, una cifra casi cinco veces inferior a la que percibe cada uno de los primeros de la lista: Canarias y Andalucía, cuya dotación asciende, respectivamente, a 1.144 y a 1.109 millones de euros.

La Consellería de Emprego e Igualdade protestaba ayer por cómo echó cuentas el Gobierno para acabar otorgando esas cantidades. Su titular, María Jesús Lorenzana, encuentra que la distribución entre las autonomías es “incomprensible” y que perjudica a Galicia. Sostiene que el Estado “primero distribuyó el dinero y después estableció los criterios”.

Porque, siendo una línea de apoyos cuya finalidad es dar liquidez a autónomos y microempresas, argumenta, el Gobierno tuvo en cuenta otros factores –renta o paro juvenil– a la hora del reparto que reducen la aportación de la comunidad en 105 millones, según las estimaciones de la Xunta. De tener en cuenta un criterio “realista” y “proporcional al número de empresas”, recalca Lorenzana, “rondaríamos el 7%” de fondos. En vez de eso, se queda, señala, en poco más del 4%.

Línea Covid Simón Espinosa

Dos paquetes

El paquete de ayudas extraordinarias directas a empresarios y profesionales se divide en dos fondos: uno de cinco mil millones para quince autonomías más Ceuta y Melilla y otro de dos mil millones para Canarias y Baleares, que van aparte, al entender el Gobierno que los dos archipiélagos sufrieron “un impacto económico superior por la pandemia “ –explican desde La Moncloa–, “dada su especial dependencia del sector turístico”.

En los criterios de reparto del primero no figuran cifras de microempresas o autónomos, lo que echa de menos la Xunta, aunque la línea busca canalizar ayudas directas a profesionales y empresas para el “apoyo a la solvencia y la reducción del endeudamiento del sector privado”. El Gobierno alega que se valoran los mismos indicadores y con el mismo peso que los utilizados para asignar el fondo REACT EU, pero actualizados: dos terceras partes del importe aluden al peso relativo del indicador de renta, vinculado a la caída del PIB por el coronavirus; dos novenas partes tienen en cuenta el desempleo en general y el resto, el juvenil.

Desde La Moncloa indican que junto a esta se contemplan más ayudas: una línea para reestructurar la deuda financiera, por 3.000 millones, y un fondo de recapitalización de firmas afectadas por el COVID de mil.

Compartir el artículo

stats