Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade revisa su política laboral para que no se abuse de los contratos por días

Personal sanitario, en los pasillos de un hospital.

Cada contrato temporal en el Sergas deberá ajustarse a los motivos que lo justifican. Esto significa que no se podrán cubrir sustituciones mediante un nombramiento eventual por acumulación de tareas, un tipo de vínculo laboral que permite fragmentar los contratos por días.

Las bajas deberán cubrirse con sustituciones durante el tiempo que dure el permiso | Ahora se recurría a veces a la modalidad de acumulación de tareas y se fragmentaban por jornadas

Si hay que cubrir una baja deberá hacerse por el tiempo que dure ese permiso. Hasta ahora no siempre sucedía así. Los sindicatos denuncian que en las gerencias de las áreas sanitarias se abusaba de la contratación por días. De ahí, que la Consellería de Sanidade prepare una orden que acota y unifica que tipo de contrato temporal debe suscribirse en función de cada necesidad.

Los sindicatos coinciden en que se trata un intento de la Xunta de poner coto a la precariedad laboral y al abuso de la contratación por días. Algunos profesionales encadenan un contrato tras otro, sin poder optar a descansos o vacaciones. Así, por ejemplo, es habitual que algunos trabajadores sean contratados de lunes a viernes y se les dé de baja el fin de semana para volver a llamarlos a la semana siguiente.

En la orden que prepara Sanidade, cuyo borrador se ha negociado con los sindicatos, se contemplan cinco tipos de contratos temporales. Los sindicatos ponen énfasis en que el principal problema ahora mismo es el abuso que se está haciendo de los contratos denominados “por acumulación de tareas”. Esta modalidad laboral permite contratar por días y se estaba usando incluso para cubrir sustituciones por vacaciones o bajas del personal en plantilla.

“Se hacía un uso excesivo. Ahora todo es acumulación de tareas y se fragmenta por días. Sin embargo, si tienes un contrato de sustitución haces los mismos turnos que la persona a la que sustituyes”

María Xosé Abuín - CIG-Saúde

decoration

La nueva regulación de Sanidade deja claro que estos contratos por acumulación de tareas se expedirán solo cuando exista “un exceso” de trabajo o “un déficit circunstancial del cuadro de personal”. Y para dar más garantías cada contrato deberá incluir “la causa o circunstancia que lo justifique”.

Su duración será “la que se requiera” según el motivo que ha justificado la contratación y, en todo caso, nunca será superior a un año.

Sin embargo, en caso de que sea necesario contratar personal para cubrir las vacantes que se producen por “vacaciones, permisos y demás ausencias de carácter temporal” el nombramiento será de “sustitución”. Y su duración quedará condicionada a la reincorporación de la persona a la que se está sustituyendo.

Otro tipo de contrato contemplado en la nueva orden que prepara el Sergas es el nombramiento de interinidad. Se hará este contrato para cubrir plazas que están vacantes en el cuadro de personal, por ejemplo, porque hubo un traslado y todavía no se ha cubierto.

También se podrán hacer contratos temporales para “la prestación de un servicio o programa determinado”. Pero advierte la norma que este nombramiento no se usará para satisfacer “necesidades permanentes de personal”. Y, por último, se podrán hacer llamamientos de eventuales para cubrir guardias en los hospitales si no hubiese personal facultativo disponible.

Más de 8.500 sanitarios se disputarán 1.311 plazas en el Sergas

Más de 8.500 sanitarios aspiran a conseguir una de las 1.311 plazas que oferta el Sergas en las ofertas públicas de empleo de 2018-2019 y 2020. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la relación provisional de admitidos y excluidos, así como los exentos y no exentos del ejercicio de lengua gallega, que suman 8.579 aspirantes, en las pruebas selectivas para el acceso a 42 categorías/especialidades de personal licenciado sanitarios y seis de personal técnico sanitario. De estas 1.311 plazas, 996 se corresponden a 42 categorías de personal licenciado sanitario, de las que 89 son de médico de urgencias hospitalarias, 10 de médico asistencial del 061, cinco de médico de admisión y documentación clínica; y otros 892 puestos se corresponden con otras 39 especialidades de facultativo de área.

Las 315 plazas restantes corresponden a personal técnico sanitario de las especialidades de farmacia (86), laboratorio de diagnóstico clínico (104), imagen para el diagnóstico (63), higiene bucodental (10), anatomía patológica y citología (41) y radioterapia (11). Sanidade concreta que en estas pruebas resultaron admitidos, con carácter provisional, un total de 8.579 aspirantes y han sido excluidos el 5,5 por ciento de los profesionales inscritos. Además, el 22 por ciento de las personas aspirantes inscritas deberán realizar la prueba de lengua gallega, al no resultar exentas de dicho ejercicio, puntualiza, “por no estar en posesión del Celga o certificado acreditativo del conocimiento de gallego correspondiente”.

Compartir el artículo

stats