28 de marzo de 2010
28.03.2010

Presas de los prejuicios ajenos

Maternidad y sexualidad son ámbitos a los que muchas mujeres con discapacidad no acceden debido a tabúes y sobreprotección familiar

28.03.2010 | 08:30
Rosa imparte un taller de cuero a personas con discapacidad psíquica en las aulas de la asociación COGAMI de Vigo.

La clave está en la autoestima y la autonomía. Pero para conseguirlas "no vale quedarse en casa". Muchos padres niegan el acceso de sus hijas al sexo por temor a embarazos no deseados. El ámbito sanitario tampoco está preparado para discapacitadas que quieran ser madres: no hay básculas adaptadas ni mamógrafos para pasar un control ginecológico rutinario. El actual estándar de belleza, de cuerpos 10, no les ayuda a aceptar su físico.

"¿Cómo vas a ser madre si no puedes ni cuidar de ti?". Es duro pero, tal y como cuentan mujeres gallegas con algún tipo de discapacidad, esa frase refleja el pensamiento "en pleno siglo XXI" de muchas familias y parte de la sociedad.
Más allá de las barreras físicas, que se superan "poco a poco" con inversiones en infraestructuras, adaptación de espacios públicos, ayudas a la dependencia y subvenciones para la inserción laboral, existe un gran muro, intangible y difícil de percibir, que frena el desarrollo personal y laboral de los discapacitados: los tabúes de los demás sobre sus carencias. El corsé de los estereotipos se agrava, en muchas ocasiones, en el propio seno familiar, con una sobreprotección hacia las personas discapacitadas que les impide realizarse. Crecer. En definitiva: ser libres.
El 58% de las casi 200.000 personas con discapacidades físicas, sensoriales y psíquicas que registra el censo gallego son mujeres. No obstante, según datos de la Confederación Galega de Persoas con Discapacidade (COGAMI), la inserción laboral no se corresponde con el porcentaje mayoritario: sigue siendo más elevada en hombres. Ellas viven con doble dificultad: ser mujer y discapacitada. Para muchas, la maternidad y la sexualidad son dos ámbitos prohibidos. Además de las trabas para "salir de casa", socializarse, formarse y acceder al mercado laboral, atender a su propia biología y deseos como mujer no es fácil. "Se les deniega, se les anima a que no sean madres por su menor autonomía, un concepto de autonomía mal entendido, claro", explica Mónica Álvarez, orientadora laboral involucrada en ayudar a otras mujeres que, como ella, tienen una discapacidad y, a diferencia, carecen de formación, recursos y apoyo.

Falta de autoestima

"La clave es el empoderamiento de la mujer; dotarla de instrumentos para incrementar su autoestima y autoconfianza. Esa es la base para que todo el resto fluya: en lo personal y en lo laboral", sostiene Álvarez San Primitivo, quien explica que la mujer con algún problema físico o psíquico, sobre todo en el ámbito rural, tiene una "discapacidad multisectorial".
"La familia es fundamental para que esta persona se desarrolle. Muchos progenitores creen que con una pensión basta. Ahí se acaba su futuro y se quedan encerradas en casa, sin contacto con la realidad. Esta sobreprotección hace que ellas mismas no sean ni siquiera conscientes ni realistas con sus propias expectativas", añade Álvarez. ¿Por qué ese miedo a entrar en el mundo real, socializarse y compartir? "Suele ser un miedo irracional ante lo desconocido. Desinformación. Ves a esa hija más vulnerable. La tratas diferente. Son prejuicios. Durante muchos años fueron los demás los que les negaron la maternidad. De hecho, la principal preocupación de ciertas familias es que no se quedaran embarazadas. Y así se les coartaba también la socialización, por temor", explica la orientadora.
El aislamiento se vincula, inevitablemente, con la autoestima, y, a modo de eslabón que cierra el círculo, con la negación de la sexualidad. "Si no estás en la sociedad ni tienes información, el sexo no existe. Incluso hay reparos a la palabra en sí. En esto entran de nuevo las familias, porque conocerse sexualmente todavía se relaciona con maternidad, cuando no todas buscamos ser madres con el sexo, claro. Es más, imagina las dificultades hoy en día, con la cultura de la belleza que hay. ¿Qué papel tenemos las discapacitadas en estos estándares de cuerpos 10? Muchas tienen una visión distorsionada y negativa de su cuerpo y eso impide vivir la sexualidad de una forma plena", comenta Mónica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia