La octava Edición de FARO DA ESCOLA ya lleva un mes funcionando, convirtiendo las aulas de primaria en redacciones de periódico y coordinándose con los profesores y profesoras de los centros participantes para trasladar lo mejor posible todos los detalles sobre el proyecto.

Si hace una semana hablábamos con uno de los pioneros, el colegio Divino Salvador, que compartía su experiencia y anécdotas después de tantos años editando su FARO DA ESCOLA particular, hoy queremos ver la experiencia desde el otro lado.

Así, llegamos hasta Vilagarcía de Arousa (porque en el proyecto FARO DA ESCOLA pueden participar centros de toda la provincia de Pontevedra), y somos parte de esa ilusión de las primeras veces con el CPR San Francisco.

La maestra que se encargará de la comunicación entre FARO y el alumnado es Elsa Rodríguez, que se interesó por el proyecto con muchas ganas “por formarnos en algo relacionado con la prensa. Desde el colegio nos encantaría poder elaborar un periódico propio”. Unas semanas después del pistoletazo de salida, presentaron el proyecto al alumnado, que está deseando comenzar las formaciones (¡el temido scribus!).

Estos estudiantes, además, ya han participado en el concurso Cíes, O Paraíso de Todos, así que están muy familiarizados con los procesos de trabajo del decano: “Para ellos son juegos en los que participan en equipo con sus compañeros”.

Y es que el trabajo colaborativo y los aprendizajes transversales, como comentaba Javier Estévez desde el Divino Salvador, son algunas de las muchas experiencias que aporta trabajar con maquetas, material fotográfico, hemerotecas... 

Los ejemplares de la última edición, ya impresos en la redacción de FARO. Ricardo Grobas

Actividades que van más allá de crear noticias

Mientras la expresión escrita y expresión lectora serían la base de este trabajo,  también se trabajan otros muchos elementos.

Entre estos aprendizajes variados se encuentra no solo la elaboración en sí del periódico, también las visitas y salidas, charlas de investigadores del CSIC o de autores juveniles e infantiles: “Estamos deseando participar en todas, abrir horizontes. Son eventos muy diferentes y todos nos pueden enriquecer. Estoy segura de que saldrán muchos alumnos y alumnas motivados hacia la profesión de periodista”. 

Y es que en la edición anterior muchos de los participantes fueron más allá de crear noticias: el CEIP da Cruz Budiño entrevistó a Salvador Sobral y algunos alumnos lo acompañaron en uno de sus conciertos; el Saladino Cortizo publicaba sus propios partes meteorológicos con herramientas para medir el viento y la lluvia; en el CEIP San Salvador usaron su FARO DA ESCOLA para recaudar alimentos y ayudar a la Protectora de Animales de Vigo; y en el CEIP Valle-Inclán crearon su propio Club de Periodistas, de estilo colaborativo y replicando las redacciones clásicas de los periódicos.

¿Qué le preguntarías a un colegio que lleve más tiempo en Faro da Escola?

Uno siempre comienza las aventuras con dudas, y las de Elsa Rodríguez giran alrededor de la experiencia emocional. “Les preguntaría cómo han vivido la experiencia con los alumnos durante el proceso del concurso o alguna anécdota positiva que pudiesen destacar.”

Y al final, luna de las cuestiones más repetidas: “¿Repetirían el concurso otra vez? ¿Por qué?”

La respuesta está clara y nos la muestran los colegios que repiten cada año: y es que una vez participas en FARO DA ESCOLA, siempre quieres regresar.

Mucha suerte a todos los que comienzan esta aventura y a los que la disfrutan de nuevo. ¡A por la nueva edición!