"Envío este texto a bordo del Buque Oceanográfico Sarmiento de Gamboa. Las olas superiores a los 10 metros dificultan estos días la campaña. Investigamos la importancia del carbono en el océano":

Nos encontramos a bordo del Buque Oceanográfico Sarmiento de Gamboa, perteneciente al CSIC, realizando la campaña oceanográfica EXPORTS, coordinados junto con otros dos buques oceanográficos propiedad del NOC (National Oceanographic Center). Está enmarcada dentro de un proyecto a nivel internacional en el que están implicadas instituciones como Woods Hole Oceanographic Institution (Massachusetts) o la NASA entre otras. Así mismo, durante esta campaña también cuenta con el apoyo de instituciones nacionales como la UTM (CSIC) o la Universidad de Vigo. Estamos trabajando aproximadamente a 200 millas náuticas al suroeste de Irlanda, sobre la llanura abisal de Porcupine, la cual llega a alcanzar los 4500 m de profundidad.

Imágenes desde la travesía.

Borrascas

Hace unos días tuvimos que soportar el paso de una borrasca, que nos obligó a modificar los planes de trabajo a bordo durante cuatro jornadas. Por razones de seguridad se restringieron las maniobras que debemos realizar en cubierta con diferentes instrumentos oceanográficos, tuvimos que quedar a la espera de una mejora de tiempo, mientras capeábamos el temporal. El peor momento fue la noche del 11 al 12 de mayo. El capitán del Sarmiento de Gamboa, nos informó que soportamos alturas de ola superiores a los10 metros con vientos de hasta 55 nudos.

Soportamos olas superiores a 10 metros con vientos de hasta 55 nudos

La vida a bordo

Estas condiciones también nos afectan en nuestra vida a bordo. Debemos adaptarnos al movimiento y convivir con el balance. Por ello, algunos compañeros optaron por bajar su colchón del catre al suelo, para evitarse una posible caída. Así mismo, en algunas ocasiones hay que prescindir del servicio de cocina, y los cocineros deben adaptar las comidas a sus posibilidades de trabajo evitando situaciones que les pongan en riesgo. Pasamos de una tormenta a otra. Y muchas veces tenemos que parar operaciones hasta que regresa la calma.

Héctor Sánchez-Martínez.

El total son 19 días de campaña. De ellos, 5 días son tránsitos de ida y vuelta a la zona de trabajo de Porcupine desde Vigo, por lo que quedan 14 días de tiempo efectivo de campaña. Teniendo en cuenta los días en los que hemos tenido que parar los trabajos por el temporal y los que previsiblemente tengamos que volver a adaptar nuestra planificación sobre las maniobras por mal tiempo, tendríamos7 días de trabajo efectivo. En esta profesión estas cosas pasan ,hay que aceptarlas y hay que adecuarse a ellas

Salimos de Vigo el 3 de mayo (hasta el 21). Previamente estuvimos haciendo una cuarentena de 10 días por el Covid, los primeros días en un hotel y luego a bordo del barco.

Estudio del ciclo global del carbono

La campaña se centra en el estudio del ciclo global del carbono y su importancia en el océano . Para ello, los científicos encargados de la investigación a bordo están muestreando los microorganismos que componen el plancton, tomando muestras de agua a varias profundidades y desplegando diversos instrumentos oceanográficos que les dan información sobre su distribución en las diversas capas que componen la masa de agua oceánica. Con los datos y muestras obtenidos evaluarán su biomasa. Todo ello con el apoyo de los técnicos especializados de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que nos encargamos de asegurar el correcto funcionamiento de todo el equipamiento y dispositivos oceanográficos que permiten la obtención de muestras del medio marino. Estas tareas se están realizando en coordinación con los otros dos buques del NOC que nos acompañan.

La campaña se integra en el proyecto EXPORTS y es llevado a cabo por la NASA. Involucra a 150 científicos y tripulantes de más de 30 instituciones y universidades. El equipo se distribuye en 3 buques de investigación oceanográfica, el RRS James Cook y el RRS Discovery, ambos operados por el Centro Nacional de Oceanografía de Southampton (UK), y el B/O Sarmiento de Gamboa, operado por el CSIC, que es en el que estamos nosotros.

¿El objetivo del estudio?

Existen 3 vías de transporte de carbono dentro del océano: la mezcla y circulación oceánica, la sedimentación de partículas de las zonas superficiales a las zonas más profundas y las migraciones verticales diarias del zooplancton. El objetivo de esta campaña es determinar cuánto carbono es transportado por cada una de estas 3 vías mediante la observación de la bomba de carbono entre 2 ecosistemas oceánicos muy diferentes con condiciones variables.

Por mi parte, en cuanto a mi función en esta campaña: pertenezco a la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que cuenta con una sede en Vigo y nos encargamos de la gestión y operativa del equipamiento oceanográfico del barco. En esta campaña en concreto, vamos 5 técnicos a bordo para dar soporte al equipo científico en su trabajo, ayudando tanto en los despliegues de los equipos, como operando los mismos durante la toma de datos. Nos distribuimos en turnos rotativos de trabajo. Aquí trabajamos 24 h al día, 7 días por semana.

No es la única campaña. Si miro atrás hay muchas más. Llevo más de 14 años en la UTM, realizando una media de 3 a 4 campañas anuales, lo que supone que llevo más de 40 campañas a lo largo de este periodo, sumando un total entre 80 y 100 de embarque al año. Han sido campañas muy diversas en zonas como el Mar Cantábrico, Mediterráneo o la Antártida, entre otras. Nuestra Unidad gestiona la flota oceanográfica del CSIC, compuesta por el Sarmiento de Gamboa, el García del Cid y el Hespérides, así como la Base Antártica Juan Carlos I. Tanto en el Sarmiento como en el Hespérides participamos también en las campañas antárticas que se realizan anualmente entre diciembre y abril.