"Sonia es una niña callada, triste y solitaria. La razón es que sus compañeros se meten con ella por ser albina; Lola incluso le obliga a hacerle los deberes. Nadie parece darse cuenta de esta situación hasta que una nueva profesora llega al centro y decide cambiar la situación que vive Sonia"... De esto habla "Nata y chocolate" (Anaya), la obra de Alicia Borrás que trata el tema del acoso escolar. Es un tema difícil, silencioso, difícil de detectar y preocupa siempre a muchas familias, profesores y centros educativos, para tratar de prevenir, detectar y, dado el caso, solucionar. El docente gallego Xavier Estévez nos ayuda con una pequeña selección de libros sobre este tema:

"Nata y chocolate", de Alicia Borrás.

Raúl Rodrigo es auditor. Cuando era adolescente sufrió acoso escolar. Nunca se lo dijo ni a sus padres ni a sus profesores. Más de 20 años después ha decidido contarlo en un libro: "Mi receta contra el acoso escolar" (Desclée Editorial), que presentó hace poco en CLUB FARO (Vigo). En esta obra da consejos para acosados, acosadores y familias basándose en su experiencia personal.

Raúl Rodrigo con su libro: "Mi receta contra el acoso escolar"

Algunas preguntas a Raúl:

¿Qué lleva a un niño o niña a no ser capaz de expresar, ni a sus padres, ni a sus profes, que lo están acosando?

La vergüenza y el miedo. Ambos. Pero creo que más la primera. Es muy duro reconocer que nadie te quiere, que te desprecian, que te humillan. Porque démonos cuenta que quien sufre acoso escolar siente que nadie -subrayo ese nadie- le quiere; si algún compañero le quisiera le estaría ayudando y salvando. Por tanto, es durísimo reconocer algo así. ¿Lo haría usted? ¿Lo haría yo? Es decir, como adultos, nos cuesta un mundo compartir nuestros problemas, hablar de lo que verdaderamente nos duele y nos preocupa. ¿Cómo va a tener arrestos un niño de contar algo tan grave? Hay que ser muy valiente. Y después está el miedo. El miedo se apodera de cada célula y te lleva a pensar, erróneamente, que si lo cuentas las consecuencias van a ser todavía más graves. 

¿Qué tienen que hacer los padres? ¿Cómo actuar?

En caso de que nuestro hijo nos cuente que esta sufriendo acoso escolar, tenemos que ponernos en contacto con el centro educativo de manera inmediata. Tenemos que trabajar de manera conjunta, eso espero que nadie lo dude. Debemos dejar que sean los docentes quienes lideren las actuaciones, ellos tienen más información que nosotros, y sobre todo: objetividad. Por muchos recursos emocionales que creamos tener, somos partes protagonistas y nunca tomaremos decisiones tan ecuánimes como lo harán desde el centro educativo. Bajo ningún concepto podemos ir a la casa del otro menor, bajo ningún concepto interceptarlo fuera del horario escolar con amenazas, tampoco a los padres del agresor. Tenemos que tener altura y gestionar esto con la máxima serenidad. Es la única forma de resolverlo y además, es una oportunidad, única, para educar a nuestro hijo. La gestión que hagamos del conflicto quedará grabada en su ADN para el resto de su vida. Si hacemos una gestión adecuada, si ponemos límites sanos, si reivindicamos justicia pero desde la proporcionalidad, si mostramos valentía y fortaleza serena, le estaremos regalando a nuestro hijo uno de los mejores aprendizajes de su vida.

María Zabay/Antonio Casado: "Todos contra el bullying" (Alienta)

"Todos contra el bullying", la propuesta de María Zabay y Antonio Casado

"Mamá, no puedo más. Fueron las palabras con las que Lucía, una adolescente de trece años, avisaba a su madre de que había llegado a su límite. El dolor por sentirse diferente, rechazada y ser motivo de burla en los baños, los pasillos, el comedor, el patio y hasta fuera de las paredes del colegio, se había hecho insufrible. Unas horas después se suicidó en su casa, encerrada en su propia habitación, donde nadie la veía. Ató una correa a la parte alta de la litera y dejó caer su cuerpo. Desgraciadamente, Lucía no es la única niña que se ha suicidado a causa del acoso escolar. En España, el 1,6 por ciento de los niños y jóvenes estudiantes lo sufren de manera constante, y el 5,8 por ciento lo hace de manera esporádica". Así empieza esta obra de Zabay y Casado.

"Bullying: ¿por qué a mí?", de Montse Domènech

Domènech con: "Bylling, ¿por qué a mí?"

En estas páginas se recogen las principales definiciones del bullying, las situaciones más comunes de acoso, el perfil medio de víctimas y acosadores y las secuelas psicológicas que pueden arrastrar aquellos que se ven involucrados. Asimismo, se describen las pautas y las estrategias para poder combatirlo, partiendo de situaciones y testimonios reales y ofrece las herramientas y estrategias para trabajarlo en el colegio y en familia.

"Hoy no juegas", de Pilar Serrano

"Hoy no juegas", de Pilar Serrano.

"La nueva niña, Emma, es muy dominante y actúa de forma injusta y abusiva con sus compañeros. Les quita el almuerzo, decide quién juega y a qué se juega...", este es el resumen de esta obra de Pilar Serrano, pensada para los más pequeños.

Claudia Bruna con: "Educar contra el acoso"

El papel de los padres en la prevención y detección del acoso escolar es esencial. Educar de manera consciente y atenta ayuda sin duda a los niños a construir relaciones sanas y positivas. Claudia Bruna, coach de madres y padres, aporta su conocimiento y experiencia a un conflicto que supone una lacra para la infancia y la adolescencia y, en muchos casos, marca a los niños de por vida. 

Educar contra el acoso es un manual de apoyo lleno de herramientas y actividades sencillas para prevenir, identificar y frenar las conductas de acoso. Ofrece información valiosa sobre qué es y no es acoso, cuáles son sus distintos tipos, el papel del agresor, la víctima y el testigo… e incluso cuenta con un apartado de defensa personal para las víctimas.

Las múltiples actividades que se ofrecen sirven para adquirir un mayor conocimiento de los hijos, estrechar lazos, entender sus necesidades y anhelos… Estas poderosas herramientas ayudan a transformar y mejorar la conducta y las relaciones.

Este libro está dirigido a padres, educadores y a todos los niños en general, independientemente de la edad, de si el niño es la víctima, el agresor o el testigo, ya que tan solo afrontando el acoso desde todos sus ángulos seremos capaces de mejorar las relaciones en la escuela y fuera de ella.

"Educar contra el acoso", Claudia Bruna (Alba)