Selección española

Bryan Zaragoza y Ansu Fati se unen a la guardia pretoriana de Luis de la Fuente

El riojano ha formado un equipo dentro de una selección que tiene como espina dorsal a la Real Sociedad, con cuatro jugadores

El jugador del Granada, inédito en la selección, y el cedido en el Brighton, cubren la baja de Pino contra Escocia y Noruega

Luis de la Fuente, seleccionador español, durante la rueda de prensa de la última convocatoria.

Luis de la Fuente, seleccionador español, durante la rueda de prensa de la última convocatoria. / RFEF

Denis Iglesias

La selección española inicia este lunes la concentración de cara a los dos compromisos internacionales contra Escocia (jueves, 12: 20:45) y Noruega (domingo, 15: 20:45) en los que se juega la clasificación para la Eurocopa 2024 de Alemania. El equilibrio de fuerzas y la actual situación del grupo A presentan un escenario propicio para que los de Luis de la Fuente firmen su presencia en el próximo torneo internacional. Más si se analiza el estado de forma reciente de los internacionales fijos para el riojano, que ha tomado la Real Sociedad como espina dorsal.

De los dos encuentros, el que se disputará en Oslo cobra especial importancia. Actualmente, España es segunda de grupo, con nueve puntos, seis menos que la líder, Escocia, y dos más que Noruega. Pero los españoles han disputado un partido menos. Sumar más que el conjunto escandinavo, al que superó ampliamente en Málaga en la ida (3-0), ensancharía las fronteras hasta rozar la clasificación y hacerlo en su propio campo supondría el golpe de gracia.

Bryan Zaragoza: "Si me llama De la Fuente voy andando"

Formarán parte de esta fase decisiva de la clasificación para la Eurocopa Bryan Zaragoza y Ansu Fati. Fueron incluidos en la última hora del domingo después de que Yéremy Pino se lesionase ante Las Palmas. De la Fuente está pendiente de Lamine Yamal, quien se tuvo que retirar antes de tiempo, precisamente en el duelo ante el Granada de Bryan Zaragoza, por unas molestias. Partido en el que se convirtió en el goleador más precoz en la historia de LaLiga.

Su tanto contrarrestó al extremo malagueño que debuta en la selección. El jugador del Granada entra en la convocatoria después de firmar una antológica actuación contra el FC Barcelonacon dos goles y una exhibición de talento que obligó a los de Xavi a remar contra un 2-0. Murieron en la orilla del empate. El caso de Bryan Zaragoza es muy singular. En la rueda posterior al partido, bromeaba: "¿Si mañana me llamase Luis de la Fuenter? Iría andando".

La chanza se ha convertido en realidad para un jugador que, pese a firmar un espectacular inicio de temporada espetacular, con cinco goles y una asistencia, nunca ha sido llamado por la selección española en ninguna de sus categorías. De hecho ya tiene 22 años, por lo que la absoluta era la única vía posible. También podría formar parte del combinado que dispute los JJOO de París 2024. Por su parte, Ansu, cedido precisamente por el club azulgrana en el Brighton inglés, regresa a una lista tras estar ausente en los dos últimos partidos de clasificación.

Goleadas y Nations para solidificar una idea

Tras dos victorias sin oposición frente a los rivales más débiles del grupo, Georgia y Chipre, De la Fuente tiene todo bajo control. Un estado que parecía inalcanzable para un entrenador que, por primera vez desde que asumió el cargo, tiene el relato futbolístico por encima de todo. Desde que en diciembre de 2022 asumiera el cargo en lugar de Luis Enrique ha ido regateando diferentes polémicas, con el caso Rubiales como punto álgido.

Sin embargo, el riojano ha logrado construir más allá de la sala de prensa un proyecto con una idea de juego definida y una guardia pretoriana de futbolistas que creen en él. El ecosistema de la selección ha cambiado con respecto al barco que se hundió en Qatar. Y lo ha hecho también a costa de reformularse y asumir varapalos como la derrota contra Escocia que obligó a cambiar el paso. Un tropiezo a tiempo en lo emocional y lo táctico que se cicatrizó con la Nations League.

De la Fuente ya tiene lo que quiere: una selección que funciona como un equipo. Una máxima que ha aplicado en todo su trabajo en el fútbol base. A su lado han crecido algunos de los jugadores que le acompañan en la aventura de la absoluta y que han dado la cara por él. Tanto públicamente como con rendimiento. De la Fuente ha apostado por los suyos, tomando decisiones de proyecto que van más allá del rendimiento puntual de uno u otro jugador.

La espina dorsal de la Real Sociedad

Una meritocracia que le llevaría a optar por Isco o Brais Méndez. Pero los hombres del riojano son otros y hasta cuatro son compañeros del gallego en la Real Sociedad. Uno de los equipos más en forma, tanto de España como de Europa, a pesar de la reciente derrota frente al Atlético, es la espina dorsal de la selección. Sobre todo porque sus convocados se distribuyen en todas las líneas, menos en la portería, donde Álex Remiro también sería un ausente que podría ser llamado a filas.

Es el caso de Le Normand en el eje de la zaga, Mikel Merino como arquitecto en el centro del campo y Oyarzabal en punta. Todos cuentan para De la Fuente y llegan, sobre todo en el caso de los dos últimos, en un gran estado de forma. Hay que sumar a esta nómina vasca a Zubimendi, un jugador muy del gusto de Luis de la Fuente, cuyos planteamientos convergen con los de Imanol Alguacil. Juego de posesión, pero siempre con intención de ver puerta.

Lo mismo sucede con otros seleccionados. Es el caso de David Raya, titular en la victoria del Arsenal sobre el Manchester City tras haber salido favorecido en la alternancia de la portería que promueve Mikel Arteta con Aaron Ramsdale. Así, los tres porteros son titulares en sus equipos. Unai Simón lo es en el Athletic y Kepa en el Real Madrid.

El gol de Morata y el dilema 'central'

La posición de central es la que más debate ofrece, aunque De la Fuente tiene confianza ciega en Le Normand, al que convenció para nacionalizarse. El 'txuri-urdin' es un fijo como su compañero en el eje, Aymeric Laporte, al que ni la salida al Al-Nassr saudí ha desbancado. Es un problema sistémico, porque la sub-21 presenta una carencia similar en esta misma demarcación.

Lo mismo sucede en otras posiciones como la delantera, donde Álvaro Morata presume de eficacia anotadora. Más del 40% de sus tiros terminan en gol y entre todas las competiciones acumula diez tantos (en diez partidos, incluidos los de la selección). Aunque no está presente en esta convocatoria por lesión, Dani Olmo ha evolucionado y ha hecho crecer a la selección siendo un atacante diferencial en el continente. Esta consolidación hace pensar que no habrá grandes movimientos hasta la próxima Eurocopa 2024 cuya clasificación quiere cerrar la guarda pretoriana de Luis de la Fuente.