Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

salud&placer

La pseudociencia y ligar con “eficiencia”

@A2C_ILUSTRACIONS

El otro día en la consulta un chico de unos 25 años me contaba sus andanzas a la hora de ligar. Os pongo en contexto: es una persona cis-heterosexual que suele buscar amistades y ligues por redes sociales como instagram y otras más específicas como tinder, algo bastante habitual, siendo él una persona emocionalmente estable y muy majete. La anécdota no está en él, sino que me comenta que con las últimas chicas con las que ha quedado le preguntan qué horóscopo tiene e incluso la hora exacta de su nacimiento.

Conversación por chat:

-Oye, y tú ¿A qué hora has nacido?

-Uff, ni idea, ¿Eso importa?

-A mí sí.

-Pues es que no lo sé.

-Pregúntaselo a tu madre.

¿Estáis alucinando? Yo igual es que vivo en otro mundo, pero mi perplejidad pasó a curiosidad y pedí a esta persona que me ampliara un poco la información.

Me comentó que existía como una “moda” y que incluso en los perfiles de tinder (recordemos, red social como facebook o instagram pero exclusiva para ligar y conocer gente), se refleja el horóscopo de la persona y se sugiere uno concreto para la elección de pareja o relación esporádica modo: “Abstenerse Aries”, o “Ideal Libra”.

Personalmente, todo esto me suena a revista de adolescente de los 90: “Querida Piscis, seguramente con un Tauro te va a ir como el culo…”

La incertidumbre, el no saber, es una de las tareas que psicológicamente nos tiene más ocupadas a las personas; intuir, intentar adivinar y tener alguna certeza de lo que va a pasar, sentir o pensar es algo a lo que dedicamos un montón de tiempo y desvelos. Cuando le preguntamos al tarot, al horóscopo, a las estrellas o a los posos del café, de alguna manera resolvemos la incertidumbre inmediatamente y eso nos ofrece algo más de relax.

Ejemplo: No sabes si tu pareja está comprometida contigo al 100%, eso te obsesiona y no paras de darle vueltas; el camino más fácil parece preguntar directamente, pero no hacemos eso, sino que vamos a una tarotista, le preguntamos y nos da una respuesta y, sea cual sea, nuestro cerebro se queda un ratito tranquilo hasta que encontremos una nueva incertidumbre para no parar de pensar y darle vueltas a todo.

¿De dónde viene esta moda?

Durante el confinamiento hubo mucho movimiento en las redes “del ligar”, lo que parece bastante lógico, y en el incansable trabajo de estas empresas por sacarnos los cuartos y mantenernos conectadas y conectados mucho rato, buscaron todo tipo de patrones para decirnos quiénes eran más compatibles y los motivos. ¿Estadística?, ¿Superstición?. ¡Vete tú a saber! El caso es que te pueden decir cuál es el emoticono que más usa cada signo, las que contestan más rápido y las que más desaparecen sin decir “hasta luego” (lo que se llama ghosting). Y todo esto relacionado con el día y hora en que has nacido, ni más ni menos.

He preguntado a diferentes personas qué les parecía el tema y en general provoca mucha curiosidad saber con quienes son más compatibles. Está claro que la montaña rusa de encontrar pareja y de la estabilidad emocional nos lleva a buscar información donde probablemente no la hay, es divertido, pero en el caso del chico del que os hablaba en el inicio del artículo llegó lo que se llama la “profecía autocumplida”. La chica pensaba que él perdería el interés y, a fuerza de insistir, “tú pasas de mí”, “yo no te gusto”, “es que los Tauros sois así”, “es que ya no me escribes como el primer día”, etc., el chaval empezó a agobiarse y, efectivamente, a pesar de que le gustaba mucho, se distanció un poco de ella, consiguiendo el enfado pertinente y la “ruptura”, antes de empezar.

Las modas son modas, y los datos están ahí, pero no olvidemos que cada persona es totalmente diferente aunque haya nacido el mismo día y a la misma hora.

¿Qué opináis? Os leemos y escuchamos en nuestra web www.saludplacer.com.

¡Hasta pronto, placeres!

Compartir el artículo

stats