Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Villarejo grabó su visita a Garzón donde le habló de enviar un dossier a Guatemala sobre el naviero Pérez Maura

Reproducción de un audio de la reunión celebrada en el despacho del abogado y exjuez Baltasar Garzón, obtenido por el periodista y escritor Ernesto Ekaizer para el libro que elabora sobre el caso Tándem-Villarejo

Conversación entre Baltasar Garzón y José Manuel Villarejo

Conversación entre Baltasar Garzón y José Manuel Villarejo EPC

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Conversación entre Baltasar Garzón y José Manuel Villarejo Ernesto Ekaizer

El excomisario José Manuel Villarejo acudió a una cita el 6 de febrero de 2017 convocado por el abogado y exjuez Baltasar Garzón en la que mantuvo una reunión de aproximadamente 30 minutos que grabó íntegramente. En el encuentro, Villarejo le señaló que su amigo y participante en comidas y operaciones, el empresario Adrián de la Joya, había hecho un viaje en relación con “una historia de Guatemala” y, en lenguaje críptico, le habló de enviar datos “al colombiano”, en referencia al fiscal Iván Velásquez, a cargo de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala de Naciones Unidas (CICIG), para desmentir las acusaciones de corrupción contra el naviero español Ángel Pérez Maura, que llevaron a dicho país a pedir su extradición a España por el presunto pago de una comisión ilegal de 30 millones de euros. Dicho pago habría estado destinado al expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y su vicepresidenta, Roxana Baldetti, por adjudicarle la construcción y explotación de una terminal privada de contenedores en Puerto Quetzal (TCQ). 

Ese 6 de febrero de 2017, un día antes de viajar a Nueva York junto a su amigo De la Joya -quien había concertado una cita con el lobista Paul Manafort, que presidió el comité de la campaña electoral del presidente Donald Trump, entre junio y agosto de 2016- el excomisario se dirigió en su Land Rover color negro al bufete de Garzón. 

En su minuciosa agenda, Villarejo pone ese día la siguiente entrada: 'Balta. Avd. Menéndez Pelayo 87, 1ºA – Vernos 18:30-llamó él'. Debajo hay otras citas, entre ellas con Adrián de la Joya (Joy) y José Luis Olivera (Oli) el comisario principal que dirigía el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO) y ex jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). 

Garzón, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, del grupo Prensa Ibérica, gestionaba un encargo de Villarejo para prestar declaración ante la justicia del principado de Andorra, como testigo en la querella de Higini Cierco y su familia, accionistas de la Banca Privada de Andorra (BPA) por un presunto delito de coacciones contra el archienemigo de Villarejo: el comisario Marcelino Martín-Blas, exjefe de Asuntos Internos de la Policía española.  

Antes de empezar la conversación, Villarejo dejó en manos de un empleado del bufete su teléfono móvil, que se lo llevó a su despacho. La transcripción referida a este tema es la siguiente: 

Baltasar Garzón: Te ocupo poco tiempo Pepe, luego hablamos de otras cosas. Los datos aquellos que me diste la fotocopia eso se puede hacer llegar a un destino, ¿alguien lo puede hacer llegar? El problema que tienen es que no pueden, es que no son formales.  

Villarejo: ¿En qué sentido? ¿qué necesitas? ¿una asociación, o que alguien? 

BG: Que alguien lo haga llegar allí para que ellos puedan agilizar esto, que no sé ni como lo van a usar. El problema es que les llegaron unas fotocopias. Claro, me dicen o la persona o las personas o alguien que pueda hacer llegar esto, que no sé como lo van a usar o dejar de usar, pero el problema es que como les llegaron unas fotocopias, que fórmula. 

V: La misma asociación que ha intentado querellarme.. La asociación esa se la mandó al fiscal de la Audiencia Nacional, al fiscal general.. A todo el mundo. La última copia es esa, ya no quedaban, habría que buscar la forma de recuperarla. Complicado ¿no? 

BG: No, es mandar con la misma fecha un despacho diciéndole le adjunto esto... 

V: Y eso te lo hago llegar a ti 

BG: De la misma forma. 

V: Se firma el original y se lleva y ya está. 

BG: Eso podría ser. 

V: Cuenta con ello  

BG: Lo único es que te diré la fecha  

En otra parte del audio, después de hablar de la Banca Privada de Andorra y el pantallazo que Martín Blas consiguió de un empleado de dicho banco sobre la cuenta de Jordi Pujol i Soley (“Le ofrecieron al pavo 500.000 euros y le pagaron 50.000”, apunta Villarejo). Villarejo, en efecto, declaró en calidad de testigo ante una comisión rogatoria de Andorra mientras se encontraba ya en prisión, el 19 de marzo de 2019, desde un juzgado de Arganda del Rey.

Villarejo grabó su visita a Garzón donde le habló de enviar un dossier a Guatemala sobre el naviero Pérez Maura.

Tras departir sobre filtraciones periodísticas, en particular del comisario Enrique García Castaño, alias El Gordo, a quien Garzón representaría con ocasión de su arresto en la pieza Kitchen ('caso Tándem'), el 11 de julio de 2018, el abogado y exjuez pregunta: 

BG: ¿Qué tal Adrián? ¿Cómo está? [se refiere al amigo de Villarejo e intermediario Adrián de la Joya] 

V: De puta madre, de puta madre. A ver si nos vemos un día. La semana que viene estaré por aquí [de regreso del viaje de a Estados Unidos]. Búscate un día y papeamos [comer]. Has visto que es un personaje muy divertido. Conoce a todo el mundo. 

BG: Te digo también la fecha. 

V: Mándame un 'watsapp'. Preparo una carta y te la hago llegar. y tú se la haces llegar a ellos, le dices que estamos dispuestos 

BG: La asociación. 

 V: A viajar, a ratificar en sede judicial. 

BG: Perfecto. 

V: Y si puede servir para que pegues un apretón. Además yo sé que Adrián, volviendo a tal [a Adrián] yo sé que había viajado para aquello de su primo, te acuerdas, aquella historia, te acuerdas, a Guatemala, no se qué. [Es una referencia la extradición del empresario naviero español que había pagado a Villarejo 7,5 millones de euros de una factura total de 10 millones para impedirla] 

BG: No me volvió a hablar del tema. Dijo que me iba a llamar, pero nunca más. 

V: Pues no lo sé. Pero, ya sabes, este tiene aquí sus abogados, que no quieren. Más que nada, lo que me imagino era que la idea de Adrián era dada la proximidad que tú tenías con esta gente, con el colombiano este... 

BG: Sí, sí. 

V: Con el colombiano [se refiere al fiscal Iván Velásquez, presidente de la CIGIP de Guatemala que al parecer había intervenido en la acusación de corrupción contra el empresario Pérez Maura] y tal [decirle] que este tío [Pérez Maura]no tiene nada que ver, en fin no sé, que hicieras alguna.  

BG: Eso se arma bien, se hace un dossier, se hace llegar. Es como hay que hacer estas cosas. 

V: Totalmente. Como hay que hacerlas. Yo se lo digo. 

BG: Hay veces que es charlar y otra poner punto por punto y demostrar que no tiene relevancia ninguna. 

V: ¿Tu necesitas alguna cosa de algo? 

BG: Era comunicarte lo que me habían pedido que a ver cómo podía llegar el tema. 

V: Lo que tú quieras. Ya te digo, ahora mismo. 

BG: Bueno, tenemos una historia de… coño. 

V: En el tema de Rusia, Adrián tiene los mejores contactos del mundo. Y ahora en Estados Unidos con la nueva administración los mejores contactos del mundo. Cuando yo, oye, venga, quedamos a comer y papel y lápiz y ver qué podemos hacer. 

BG: ¡Mientras no me lleve al jefe de Estado de Bielorrusia! [Alexandr Lukashenko , presidente]. 

V: Jajaja. Es cierto, es muy amiguete [de De la Joya].  

BG: Y un dictador. 

V: No me jodas, que tampoco, hoy en día, esta gente. 

BG: Déjate de coñas. 

V: Tronqui. Gracias, quedamos en eso. 

Le devuelven a Villarejo el teléfono móvil 

 V: Muchas Gracias. A ver, pam pam. No ha sonado ¿no? 

 "No -dice un empleado". 

  V: No me quiere nadie -se va el excomisario. 

Villarejo le vendió a Pérez Maura (por su condición de español, no fue extraditado) que la intervención de Garzón en gestiones en la Audiencia Nacional, entre otros, con la entonces fiscal Dolores Delgado -actual pareja del abogado y exjuez-, que para evitar la extradición en 2016 y 2017 exigía un adelanto de un millón de euros. Pérez Maura, arrestado e imputado en la causa -la llamada pieza 4 o PIT- declaró estar convencido de que Villarejo le engañó y que Garzón no tuvo intervención alguna en su caso. De la Joya, a su vez, declaró al juez que Villarejo engañó a Pérez-Maura con el nombre de Garzón, al que se refería con el apodo de 'El Mago', para inflar la factura en un millón de euros. El comisionado de Guatemala, Velásquez, declaró que no había tenido nunca contacto alguno con Garzón, De la Joya o con Delgado. La Fiscalía Anticorrupción, asimismo, desmintió ciertas informaciones relacionadas con Delgado y Garzón. 

Garzón ya negó tajantemente en 2019 su participación en el tema de Pérez-Maura. "El señor Baltasar Garzón conoce al señor Villarejo y nunca lo ha negado. Las propuestas que el mismo haya hecho o afirmado hacer, o no existieron o no se llegaron a materializar". Dijo también que “ninguna grabación puede existir en la que la voz de Baltasar Garzón haya sido captada y que se refiera al denominado proyecto Pit, al que es ajeno absolutamente”. 

EL PERIÓDICO se puso en contacto con Garzón a propósito del audio que hoy se publica, para ofrecerle escuchar la grabación. “No tengo interés en oír ninguna grabación. Porque si lo hiciera estaría contribuyendo a dar difusión a aquello que creo es delictivo”, puntualizó el abogado.

Compartir el artículo

stats