06 de febrero de 2020
06.02.2020
Justicia

La ONU admite la demanda de Baltasar Garzón por su inhabilitación

El exjuez interpuso una denuncia contra la justicia española ante el Comité de Derechos Humanos

06.02.2020 | 18:05
Baltasar Garzón.

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas estudiará la demanda que interpuso el que fuera juez de la Audiencia Nacional y hoy abogado en ejercicio Baltasar Garzón contra España.

Responde a una demanda del propio exmagistrado contra la justicia española por atacar su independencia como juez al abrir procedimientos penales contra él que le costaron su inhabilitación. En su día, este órgano de la ONU reclamó a las autoridades españolas la presentación de alegaciones, y tras estudiarlas ha resuelto admitir el estudio del caso.

La demanda del que fuera uno de los jueces más populares de la Audiencia Nacional -instruyó la causa contra Pinochet e importantes sumarios contra el entorno de ETA, entre otros-, fue presentada en el Comité el 31 de enero de 2016.

En ella se denunciaba ante la ONU que entre el 2009 y 2012, el juez Garzón fue investigado e imputado penalmente "por sus interpretaciones y aplicación de la ley" en el contexto de sus investigaciones judiciales en dos casos: por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura de Franco y por su presunta corrupción de personas pertenecientes al PP en el denominado caso Gürtel.

Así, se iniciaron contra él dos causas penales, resultando Garzón absuelto en el caso del Franquismo, mientras que fue inhabilitado durante 11 años por intervenir conversaciones del líder de la trama Gürtel Paco Correa con sus abogados en prisión. Para Garzón, sin embargo, y así lo señaló en su demanda ante la ONU, ello constituyó "un flagrante ataque a la independencia judicial y una violación de los derechos del entonces juez bajo el Pacto ratificado por España".

En su reunión del pasado mes de octubre, el Comité de Derechos Humanos de la ONU estudió los argumentos presentados por el juez y también los presentados por España, que pidió cerrar el caso y que no se pasara a la etapa de deliberación del fondo del asunto.

En el caso de la investigación a Garzón por Gürtel, la alegación del exmagistrado se basaba en una violación del artículo 15 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, "por su condena con base en una interpretación imprevisible del delito de prevaricación", según informa el despacho de Garzón.

También se estudiarán posibles vulneraciones del artículo 14 del pacto por arbitrariedad de los procesos y la falta de imparcialidad de los jueces que lo condenaron en el Tribunal Supremo, así como la decisión d estos de rechazar la recusación que Garzón presentó contra ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook