28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Los seis acusados por desobediencia en el "procés" serán juzgados en el Tribunal Superior de Cataluña

- El PP pide formalmente que Sánchez desvele los 21 puntos de la propuesta de Torra - Campuzano (PDeCAT) llama a pactar con los no secesionistas en vez de buscar "atajos"

28.12.2018 | 01:45

Solo 12 de los 18 secesionistas catalanes acusados por el "procés" serán juzgados por el Tribunal Supremo, que ha decidido enviar al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la causa contra los seis procesados por desobediencia. Se trata de los cinco exmiembros de la Mesa del Parlament -Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet-, así como de la exportavoz parlamentaria de la CUP Mireia Boya.

"La previsible duración de la causa especial que nos ocupa, la continuada presencia de los procesados durante las prolongadas sesiones del juicio oral y, en fin, el obligado desplazamiento de quienes solo van a responder al delito de desobediencia, sugieren a la Sala desgajar esa secuencia fáctica para su enjuiciamiento en Barcelona", sostienen los magistrados del Supremo en un auto en el que se reafirman en su competencia para juzgar el caso.

En el plano estrictamente político, sigue coleando la propuesta de 21 puntos que le entregó el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado día 20 en Barcelona. Por una parte, se desconoce el contenido del documento -al que el Gobierno niega cualquier valor político-, más allá de una propuesta de mediación internacional. Por otra, ayer se difundió que ERC no estaba al tanto de la iniciativa de Torra.

En mitad de la confusión, el PP registró ayer en el Congreso una petición formal para que la Presidencia del Gobierno haga pública la propuesta. Previamente, el líder popular, Pablo Casado, había hecho idéntica demanda, con la intención, dijo, de "saber lo que está negociando (Sánchez) a espaldas de las Cortes Generales".

Forjar acuerdos

Desde el dividido PDeCAT, su portavoz en el Congreso, Carles Campuzano, llamó a forjar acuerdos con los no secesionistas sobre el futuro de Cataluña, ya que, a su juicio, la actual crisis no se resuelve unilateralmente con "atajos", ni con "soluciones mágicas", ni con "imposiciones". Campuzano pertenece al sector minoritario del PDeCAT, partido regido por afines al expresidente Puigdemont.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook