23 de marzo de 2013
23.03.2013
Tráfico de estupefacientes

Los GEO se incautan de dos toneladas de cocaína

La operación policial ha permitido desbaratar una organización que iba a dirigir la droga a toda Europa

23.03.2013 | 17:33
Mandos policiales observan la droga incautada.

Especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, en el marco de una operación conjunta con la Policía Judiciaria portuguesa y el SOCA británico, abordaron, 700 millas al suroeste de Cabo Verde, un barco que se dirigía al continente europeo y que transportaba 2 toneladas de cocaína.

"Es la operación más importante en lo que llevamos de 2013 en lo que se refiere a la lucha contra el narcotráfico", dijo el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, durante unas declaraciones en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, donde arribó el barco esta mañana.

De esta manera, apuntó que la importancia de esta actuación reside en la cantidad de droga que se ha alijado y porque se ha desarticulado una organización dedicada a llevar la cocaína a Europa procedente de Sudamérica.

Aquí, explicó que el líder de esta organización era un hombre de nacionalidad venezolana que no era desconocido para los agentes. "Es una persona ya conocida --añadió Cosidó--, con antecedentes en materia de narcotráfico y un miembro importante dentro de este mundo".

Cosidó comentó que el barco procedía de la zona del Orinoco y que tenía como destino algún punto del norte de Portugal o la costa gallega para, desde allí, a través de embarcaciones menores, desembarcar la droga. "Entendemos que por la cantidad es una droga que podría venir para su consumo en España pero otra parte podría ir al mercado europeo", agregó.

El director general de la Policía expuso que en total hay nueve detenidos, siendo cinco de ellos los tripulantes de la embarcación [cuatro brasileños y un coreano] y los cuatro restantes presuntos organizadores del envío de la cocaína desde Sudamérica, unas detenciones que tuvieron lugar en Oporto por parte de la Policía Judicial portuguesa.

Entre estos últimos individuos había dos personas con residencia en España, que se habían desplazado al país vecino para controlar la operación. Uno de esos sujetos, de nacionalidad venezolana, era el representante de la organización sudamericana en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine