El paro baja en 2.200 personas en Galicia pese a perder 4.300 empleos en noviembre

La hostelería concentró la mayoría de la destrucción de ocupados: 3.400

Hay 131.000 desempleados, el menor nivel desde 1996

Un tercio de los contratos fueron indefinidos

Un soldador trabaja en el astillero Nodosa, en Marín

Un soldador trabaja en el astillero Nodosa, en Marín / Gustavo Santos

Julio Pérez

Julio Pérez

El mercado laboral sufre casi siempre la astenia otoñal. Es raro que noviembre deje buenas noticias para la ocupación. Sucedió en los últimos años de la burbuja inmobiliaria en Galicia y en 2021 por la fuerte recuperación de la actividad después del zarpazo de la pandemia, pero en 2022 volvió la tónica habitual con la destrucción de algo más de un millar de empleos y en este 2023 se perdieron casi 4.300.

La comunidad acumula cuatro meses consecutivos con las afiliaciones a la baja. Desde agosto mermaron en 14.600, aunque todavía hay unas 16.000 altas más que en noviembre del pasado ejercicio y el total de cotizantes se mantiene por encima de los 1,06 millones. El paro, sin embargo, pone de momento punto y seguido a la racha de subidas que también seguía desde agosto y en noviembre cayó el 1,6%, en 2.180 personas. Lo mismo sucedió en el conjunto del país. Noviembre acabó con 24.573 desempleados menos, un recorte del 0,9%, mientras el número de altas en la Seguridad Social disminuyó en prácticamente 11.600 –en términos desestacionalizados aumentaron en 10.350–, aguantando el histórico umbral de los 20,8 millones de ocupados. 

La mayoría de los grandes grupos sectoriales en la comunidad dejaron más bajas que nuevas incorporaciones a lo largo del mes. Pero destacan especialmente tres. El empleo en la hostelería se desplomó el 4,1% con un recorte de 3.421 puestos; la tijera en las administraciones públicas rozó los 1.800, un 3%; y agricultura, ganadería, silvicultura y pesca prolongan sus números rojos con su enésimo derrumbe: el 1,3% y 431 trabajadores menos que en octubre. Los ocupados en la construcción en Galicia disminuyeron en 411 y alrededor de un centenar tanto en la industria manufacturera como en el comercio. El régimen de autónomos sufrió 430 bajas y alrededor de 100 el régimen especial del Mar.

mercado laboral de galicia W

mercado laboral de galicia W / Faro

La educación, un verso suelto

El verso suelto del mercado laboral regional fue la educación, que sumó 1.300 afiliaciones. Con los encargos por el Black Friday y la antesala de las fiestas navideñas, transporte y almacenamiento ficharon unos 180 efectivos. Los mismos que actividades administrativas y servicios auxiliares y sanidad y servicios sociales, según los datos detallados que ayer publicó la Seguridad Social.

Con la caída de noviembre, el número de parados inscritos en las oficinas públicas de Galicia se situó en 131.168, la menor cifra desde el inicio de la serie estadística en 1996; y en el conjunto del Estado quedan 2,734 millones de personas a la espera de una oportunidad laboral, el nivel más bajo desde 2007. La bajada en la comunidad entre las mujeres llegó al 2,3%, mientras que el desempleo en los hombres descendió el 0,6%. El recorte entre los jóvenes de menos de 30 años alcanzó el 3,4%; el 1,8% en los de 30 a 44 años; y el 1,2% en los de 45 años en adelante. En industria bajó el 2,3%; el 1,7% en servicios; y el 3,2% en el colectivo sin empleo anterior. En agricultura y pesca engordó el 1,7% y el 0,6% en construcción.

El desempleo retrocedió el 1,5% en la provincia de A Coruña; el 2,2% en Lugo; el 0,5% en Ourense; y cerca del 2% en Pontevedra. Sobresale el acusado descenso del paro en el área metropolitana de Vigo –2,8%, arrastrado por la bajada de la industria (3,1%) y los servicios (2,8%)– y el caso concreto de la ciudad olívica (3,3%), la segunda de las grandes urbes gallegas donde más se redujo solo por detrás de Lugo (4,7%).

Se firmaron 57.224 contratos, un 11,3% menos que en octubre. La bajada se notó, sobre todo, entre los trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores (18,2% menos) y crecieron en empleados contables, administrativos y personal de oficina (11,3% de alza).

[object Object]

La conselleira de Promoción do Emprego e Igualdade aplaude “la tendencia favorable” del mes de noviembre en los tres últimos años. Elena Rivo destacó, además, que la caída está llegando a “los colectivos prioritarios en las políticas de empleo” de la Xunta: jóvenes, mujeres y parados de larga duración.

La CIG reiteró sus críticas a la última reforma laboral, que permite, según su secretario confederal de Emprego, Francisco González Sío, “un modelo basado en la precariedad y en la inestabilidad”. Todo lo contrario que sostiene UGT. El 31,7% de los contratos fueron indefinidos, más del triple que en noviembre de 2021, “una prueba –dice su secretario de Organización en la comunidad, José Luís Fernández Celis, de que la reforma laboral continúa manteniendo su potencial transformador”.

Maica Bouza, responsable de Emprego de CC OO Galicia, achaca la caída de afiliación y, a la vez, una bajada del paro, “a un abandono del mercado de trabajo gallego por falta de expectativas”. “La Xunta está más preocupada por las elecciones que por la situación laboral”, reprochó.