Ecoener maneja proyectos en Panamá, Ecuador, Italia, Grecia, Polonia y Serbia

El grupo energético gallego lanza una segunda tanda de pagarés verdes de hasta 50 millones de euros para financiar su expansión

El presidente de República Dominicana y Luis de Valdivia, presidente de Ecoener, la pasada semana.

El presidente de República Dominicana y Luis de Valdivia, presidente de Ecoener, la pasada semana. / FdV

Julio Pérez

Julio Pérez

Ecoener se estrenó en el Mercado Alternativa de Renta Fija (MARF) el pasado noviembre con una emisión de pagarés de 50 millones de euros dirigido a inversores cualificados con el objetivo de diversificar sus fuentes de financiación. Ya en ese momento se notaban tensiones en los mercados de capital y el flujo del crédito por el brusco giro del Banco Central Europeo en la política monetaria y el subidón de los tipos de interés, todo un quebradero de cabeza para las empresas que, como el grupo liderado por Luis de Valdivia, están en plena expansión. Para seguir alimentando su crecimiento, Ecoener apuesta por la misma fórmula en un nuevo programa de pagarés de 50 millones de saldo vivo máximo y hasta 24 meses de plazo de vencimiento que ayer incorporó al MARF.

La compañía acaba de estrenar sus dos primeros parques de fotovoltaica en República Dominicana, el Cumayasa 1 y Cumayasa 2, que suman una potencia de 97 megavatios (MW). Ecoener trabaja en otras tres instalaciones en el país, donde alcanzará los 279 MW a finales de 2024 con una inversión acumulada de 289 millones de euros. Durante la inauguración, De Valdivia abrió la puerta a duplicar su presencia con proyectos de solar, eólica y baterías en la isla, que dará el sorpaso a España en su mix de producción.

La diversificación

El negocio de Ecoener, con una facturación consolidada de 39,9 millones de euros y 21,6 millones de ebitda el pasado ejercicio, exprime la diversificación tecnológica y territorial. Está presente en una veintena de países en operación o estudio, especialmente España, Honduras, Guatemala, Colombia y República Dominicana, y los planes de futuro apuntan a Panamá, Ecuador, Italia, Grecia, Polonia y Serbia, donde “existen proyectos clasificados en diferentes etapas del pipeline”, según indica la compañía en el folleto que acompaña esta segunda tanda de pagarés verdes.

El 75% de los ingresos consolidados del grupo proceden de activos ubicados en el mercado nacional y en proyectos foráneos sobresalen Guatemala (18,5% de la cifra de negocio) y Honduras (6,5%). La energética gallega tiene en estos momentos otros 217 MW en construcción repartidos entre España (21 MW), República Dominicana (122) y Guatemala (74 MW). Entre las plantas en obras y las que todavía están en tramitación, la cartera asciende a 1.501 MW.

Eólica en cabeza

Aunque Ecoener nació hace 35 años con la explotación de la hidroeléctrica Arnoia, el negocio de la producción de energía con embalses dejó de ser su gran fuente de ingresos (12,7 millones de euros en 2022), superada por la eólica (34,6 millones), como recoge la radiografía económica incluida en el folleto. Las plantas solares aportaron casi 13,4 millones; 8,2 millones el área de comercialización; y algo más de 4 millones el resto de servicios.