Entrevista

Jorge Marichal, presidente de los hoteleros: "Hay que poner coto a la anarquía de las viviendas turísticas"

"El Imserso se tiene que adecuar a los nuevos tiempos", afirma

El empresario y presidente de la Cehat, Jorge Marichal, durante su intervención.

El empresario y presidente de la Cehat, Jorge Marichal, durante su intervención. / Guillem Bosch

Irene R. Aguado

Empresario hotelero y presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) desde de 2019, Jorge Marichal fue una de los principales intervenciones en la presentación del XIX Congreso de Hoteleros Españoles.

¿Qué balance hace de esta temporada?

Ha sido muy buena. A nivel nacional se han comportado los números en los principales emisores, a pesar de las dificultades de algunas economías que no acaban de arrancar. Así que podemos decir que la temporada está siendo muy buena y el verano ha sido excelente en todo el país.

undefined

¿Cuáles serán las principales reivindicaciones en el Congreso de Hoteleros?

Los hoteleros tenemos que hacer entender a las instituciones públicas la necesidad de la coinversión, no solo en infraestructuras, sino también en personas y sobre todo en las nuevas tendencias que demandan los clientes. También vamos a hablar de los problemas que genera la actividad turística y que tenemos que afrontar, porque como cualquier otra actividad económica, el turismo genera discrepancias con otros sectores.

undefined

Una de las preocupaciones que crece en el sector es cómo afectarán las olas de calor al turismo. ¿Cómo lo ve usted?

Siempre ha habido olas de calor en verano, granizo en épocas de tormenta, incendios... todo esto hay que lamentarlo y afrontarlo, por supuesto. Pero la actividad turística se ha convertido en uno de los principales valedores de estas causas. En Tenerife, por ejemplo, después de los incendios nos pusimos a disposición de las autoridades y gracias a eso se pudieron alojar muchas personas. A veces ha habido problemas de volcanes, nubes tóxicas... y los hoteles han servido de refugio y avituallamiento a las personas que trabajan en las catástrofes.

undefined

¿Qué debería hacer el Gobierno con los viajes del Imserso?

Estos turistas tienen todo el derecho a que exista este programa con precios competitivos, pero es cierto que los clientes no son los mismos que hace veinte años. Ha cambiado la cultura, la tendencia, las capacidades de las personas mayores... el Imserso se tiene que adecuar a los nuevos tiempos. No solo los precios, sino también la manera de elaborar el programa. Estamos en contacto con el Gobierno, aunque es un momento complicado porque está en funciones, para que apueste por el Imserso y lo adecúe a las nuevas necesidades.

undefined

Tanto Mallorca como Canarias tienen ya vuelo directo a EEUU. ¿Está despegando este mercado?

Sí. También se va a sumar Málaga. Está funcionando muy bien, el mercado estadounidense supone más de 80 millones de personas con una renta media alta. A nivel climático les viene muy bien España y también como un puente para visitar Europa.

undefined

El precio de los vuelos no deja de crecer. ¿Está afectando al turismo nacional, por ejemplo en Mallorca?

Sí, claro que está afectando. La conectividad es una de las partes más importantes de la experiencia turística. Hace tiempo que hablamos del derecho de los isleños a conectarse con el territorio peninsular a un precio razonable, pero también tendremos que empezar a hablar de que los peninsulares tienen derecho a lo mismo, ir a los territorios insulares a un precio razonable.

undefined

Otro de los frentes abiertos en los vuelos es el reglamento de la UE que impone biocombustibles en aviones. ¿Preocupa en el sector?

Nos preocupa mucho. Tendremos que colaborar con las instituciones para rebajar las emisiones y capear los episodios climáticos. No podemos ser ajenos a eso, pero necesitamos tiempo y una hoja de ruta clara para llegar a la meta sin destruir el tejido económico. Nuestro PIB está totalmente enfocado a la actividad turística.

undefined

En octubre se celebra una cumbre europea en Mallorca que reunirá a todos los ministros de turismo. ¿En qué asuntos hay que incidir a nivel europeo?

Es una pena que el adelanto electoral haya dejado en segundo plano la presidencia española de la Unión Europea, era nuestro momento para poner sobre la mesa los temas que nos preocupan. Vemos críticas de que los hoteleros fomentamos el turismo masivo, pero critican al sector equivocado; nosotros somos los mismos de siempre, las camas hoteleras prácticamente no han crecido en los últimos 20 años. El problema grave ha sido la turistificación de las viviendas residenciales, un fenómeno que ha aumentado más del 200% en los últimos 10 años. Se ha hecho un flaco favor a la zonificación y a la separación de usos. Hay que poner coto a la anarquía de los últimos doce en la vivienda turística. No estamos en contra, pero queremos que se regule y que pase por las mismas normativas que nosotros para que sea una competencia leal.