El precio de los alimentos acumula ya un alza del 21% en Galicia en solo año y medio

La inflación repunta en agosto el 0,8% en la comunidad, tres décimas más que el total del país, por el encarecimiento de la cesta de la compra y, sobre todo, los combustibles

Gente comprando y paseando en la calle Príncipe de Vigo.

Gente comprando y paseando en la calle Príncipe de Vigo. / José Lores

Julio Pérez

Julio Pérez

Bodegas Martín Códax, Cafés Candelas, Cuevas Marrón Glacé, El Nogal, Granbazán, Larsa, Méndez-Rojo, Pazo do Queixo, Quescrem, Real Conservera España y Torre de Núñez estarán hoy en el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela en el arranque de la primera campaña de promoción conjunta diseñada por el Clúster Alimentario de Galicia (Clusaga) con sus firmas socias. Habrá catas, degustaciones, sorteos de experiencias de turismo industrial y gastronómico, lotes de productos, regalos y demostraciones y clases en directo. Bajo el lema “Na túa despensa, o mellor de Galicia”, la entidad quiere exprimir el buen posicionamiento en el mercado de todas esas marcas de referencia para proyectar “la marca Galicia”.

Es una de las patas del actual plan estratégico de Clusaga, aprovechando la buena fama de los productos de la comunidad y el viaje de regreso a lo local tras la pandemia. El estreno coincide, además, con un momento difícil para la actividad agroalimentaria por el subidón de los costes y la resaca de la inflación en el consumo. Los hogares gallegos tienen el freno puesto en su visita al supermercado. Cuatro de cada diez optan por marcas blancas y artículos de oferta para sobrellevar la situación. En el año y medio que va de acelerón de precios por las consecuencias de la guerra de precios y la sequía, la cesta de la compra en Galicia acumula un encarecimiento del 21,4%.

La inflación rebotó un 0,8% en la comunidad en agosto, tres décimas más que el conjunto del país (0,5%); y la tasa anual, que en julio fue del 2,1%, alcanzó el 2,7%, también por encima del dato nacional (2,6%), según el balance publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y su homólogo en Galicia, el IGE. Ahora el foco de atención se centra en la subida de los carburantes. Encadenaron 10 semanas consecutivas al alza, coincidiendo con la temporada alta de verano. El coste del diésel aumentó un 12% y un 8% la gasolina en las estaciones de servicio de la comunidad. De ahí viene la mitad de todo el ascenso mensual del Índice de Precios al Consumo (IPC). Respecto a agosto del pasado ejercicio, el capítulo de transporte en general se incrementó el 2,3% y un 2,5% el gasto en utilización de vehículos personales.

cesta1 W

cesta1 W / Faro

El precio de los alimentos se incrementó el 0,6% en agosto en comparación con el mes precedente y fueron un 10,7% más caros que hace un año. En lo que va de este 2023, la subida supera el 5% y se une al avance del 16,2% de todo 2022.

El azúcar sigue liderando el encarecimiento con un alza anual del 48,7%. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO por sus siglas en inglés, habla en su último informe de seguimiento del precio de los alimentos de una “preocupación persistente” por “el posible efecto del fenómeno El Niño en los cultivos de caña de azúcar, especialmente en Tailandia” y la subida de los precios internacionales del crudo. La cotización a corto plazo queda a expensar de los buenos resultados de la cosecha de caña de azúcar en Brasil, las lluvias en la India y la floja demanda en China e Indonesia.

El aceite le sigue de cerca. Deja un alza del 33% sobre el precio que tenía en agosto. Ningún otro ingrediente básico arrastra un incremento mayor desde el pasado año: 42,5%. Como ya avanzó FARO, la escalada afecta especialmente al de oliva y provocó un recorte del 15% del consumo entre las familias gallegas entre enero y mayo de este año.

cesta2 W

cesta2 W / Faro

Los alimentos preparados se encarecieron un 14,4%; un 13,8% el agua mineral, los refrescos y los zumos; la carne de cerdo un 13,4%; el 12,7% la leche y los productos elaborados a base de legumbres y hortalizas; los derivados lácteos subieron el 11,3%; y casi un 11% los huevos. Entre los menos inflacionistas en agosto destacan el pollo (2,3%); las legumbres y las hortalizas (4,7%) y la fruta en conserva (5,3%).

Junto con los combustibles y la cesta de la compra, el IPC aflora sustanciales incrementos en agosto en los coches (6,3%) y los artículos de uso personal (6%). En plena campaña turística, los paquetes vacacionales se dispararon el 22,2%; y tanto la restauración y los comedores como los alojamientos elevaron sus precios cerca del 7%. Todo lo contrario que la electricidad, cuyos precios se desplomaron el 38% respecto al año anterior. Las tarifas del transporte público urbano disminuyeron el 11,5% y un 15,4% las del interurbano.

La evolución de la inflación superó en dos décimas a la previsión que tenía el IGE para agosto. Sí calcó el comportamiento de la tasa subyacente, que deja fuera los alimentos sin elaboración y la energía: 6,3%, una décima inferior a julio. Así espera que siga en septiembre, aunque el IPC general sí va a mostrar un fuerte impulso del 3,8%. El repunte, según los centros de estudios y el Gobierno, aguantará hasta final de año hasta terminarlo por encima del 3%.