Luca de Meo, consejero delegado del Grupo Renault, será el próximo presidente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) a partir del próximo 1 de enero. Así lo ha confirmado la misma patronal, que ha detallado que el consejo de directores de la entidad se ha decidido por el directivo italiano para relevar en el cargo a Oliver ZipseCEO de BMW y presidente de ACEA durante los dos últimos años.

Zipse ha tenido que lidiar con la que seguramente ha sido la etapa más complicada en la historia del sector de la automoción, con el Covid-19, la crisis de los componentes, la guerra de Ucrania, la inflación y el inicio del fin de la combustión como sus principales retos. “La industria del automóvil europea ha seguido sido la columna vertebral industrial de la Unión Europea en estos tiempos tan volátiles”, ha admitido Zipse en un comunicado. “Al mismo tiempo, hemos tenido que alertar del exceso de regulación en el automóvil y pedir que la neutralidad tecnológica sea la base de la competitividad de la industria”, ha añadido.

Crisis y Euro 7

Luca de Meo no lo tendrá fácil. A pesar de que lo peor de la crisis de abastecimiento de componentes ya ha pasado, el líder de Renault deberá lidiar todavía con la guerra y la inflación, así como con la lucha con la nueva normativa Euro 7. “Nuestra industria está comprometida a invertir mucho dinero en la movilidad eléctrica y para garantizar la creación de trabajo y de valor añadido en Europa”, ha declarado.

Sobre la Euro 7, De Meo lamenta que “en su forma actual, desviará muchos recursos humanos y financieros de la electrificación a la combustión en un momento en el que otras regiones del mundo están creando un ecosistema inversor atractivo para la movilidad cero emisiones”. China Estados Unidos, son claros ejemplos.

Luca de Meo será presidente de ACEA durante un año, prorrogable a otro más si los directivos de las marcas miembro de la patronal así lo confirman. El directivo italiano es consejero delegado del Grupo Renault desde el 1 de julio de 2020, donde llegó tras dejar la presidencia de Seat en enero de ese mismo año. De Meo tomó decisiones como la creación de la marca Cupra y la apuesta SUV de Seat y cerró su etapa en España con los mejores resultados económicos, de producción y ventas de la historia de la marca. En Renault ha tenido la tarea de reflotar un grupo a la deriva tras los escándalos en el sino de la Alianza Renault-Nissan y mermado por las pérdidas económicas. Con la ‘Renaulution’ que busca reposicionar sus marcas y mejorar su rentabilidad ha conseguido, de momento, volver a los beneficios.