Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Suministro básico

El precio de la luz cae en noviembre a su nivel más bajo desde agosto de 2021

Este miércoles la electricidad ha vuelto a superar la barrera de los 200 euros por megavatio-hora que llevaba mes y medio sin rozar

Torres de alta tensión cerca de la central térmica de Soto de Ribera.

Mucho viento, poco frío y los almacenes de gas en Europa llenos conforman un cóctel perfecto que ha llevado al precio de la electricidad en el mercado mayorista a situarse en 124,24 euros por megavatio-hora de media en noviembre. Es el precio más bajo desde agosto de 2021, cuando Rusia había empezado a presionar el grifo del gas pero todavía no había comenzado la guerra. Pero lo ‘bueno’ dura poco y este miércoles la electricidad vuelve a superar la barrera de 200 euros por megavatio-hora que había dejado atrás a mitad de octubre.

“A mediados de noviembre empezaron a bajar los precios y cayeron en picado, siguiendo la estela de la bajada del precio del gas y de que empezó a venir el viento. Pero ahora se ha cortado el viento y el gas vuelve a subir”, explica el consultor de Menta Energía, Francisco Valverde. El experto estima que la de este mes será la factura más barata del año a un precio de 70,5 euros para un consumidor con 4,4 kilovatios de potencia contratada y un consumo de 3.500 kilovatios-hora al año. Ese mismo consumidor pagó en febrero su recibo más caro con un coste de 144,3 euros.

Estos datos afectan solo a los nueve millones de consumidores del mercado regulado que tengan una tarifa de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), la única que pueden contratar los beneficiarios del bono social. En el mercado libre la casuística es infinita, al tratarse de un precio acordado entre la comercializadora y el consumidor puede ser más alto o más bajo que los de la tarifa PVPC.

¿Y qué pasará en diciembre? “El último mes de un año y el primero del siguiente suele es un periodo en el que suele haber mucha eólica y eso implica teóricamente un precio mayorista más barato que con otras tecnologías. Pero suelen ser de los meses más caros del mercado mayorista”, añade Valverde. A esto se suma la llegada del frío y el alza de los precios del gas, según se consuman los almacenamientos en España y en el resto de países. Lo único que podría aminorar un poco los precios, afirma Valverde, sería la nueva producción renovable, pues en el último año han entrado en funcionamiento unos 4.000 megavatios nuevos de energía eólica y solar.

La excepción ibérica

El precio de la electricidad en España mantiene la tendencia de situarse por debajo de las cifras del resto de Europa iniciada a mediados de junio, cuando se puso en marcha el tope al gas de 40 euros por megavatio-hora en mercado eléctrico. Así, frente a los 124,24 euros por megavatio-hora de este país, en Francia el precio medio de noviembre asciende a 191,88 euros, en Alemania a 173,63; en Bélgica a 180,41 euros, y en Italia a 224,51 euros.

La duración de este mecanismo es de casi un año, hasta el 31 de mayo de 2023, aunque el tope de 40 euros por megavatio-hora se mantiene solo los seis primeros meses, que culminarán el próximo 15 de diciembre. A partir de ese día, la referencia máxima aumentará en cinco euros al mes, hasta los 70 euros por megavatio-hora al final del periodo. Esto implica que a mediados de este mes de diciembre, el tope al gas se elevará hasta los 45 euros por megavatio-hora, lo que supondrá una protección inferior, pues el precio que resulte de la subasta del mercado mayorista será superior, aunque la compensación a las centrales que queman gas debiera ser inferior.

Compartir el artículo

stats