El Consejo de Ministros aprobó ayer en primera lectura el anteproyecto de ley de planes colectivos de pensiones, que se extenderá a autónomos y funcionarios, con el que se pretende modernizar y reforzar el sistema de pensiones e impulsar los planes de empresa frente a los planes individuales, como anunció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. José Luis Escrivá destacó que este anteproyecto responde a la recomendación 16 del Pacto de Toledo, a la reforma del componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y a la disposición adicional 40 de la ley de presupuestos de 2021.

Con el fomento de los planes colectivos, el Gobierno espera facilitar un plan de ahorro a asalariados, autónomos y empleados públicos, que hasta el momento no han tenido acceso a un producto de ahorro. El límite conjunto deducible por planes individuales y colectivos ne el caso de los trabajadores por cuenta propia pasa de 2.000 euros a 5.750 euros. Escrivá señaló que España vive una “situación anómala desde hace dos décadas” en cuanto a planes colectivos, que se encuentran estancados –frente al crecimiento de los planes individuales, que benefician a las rentas altas y muy altas, según el ministro– y “sometidos a una serie de trámites muy extensos, que dificultaban su creación”. “Va orientado a eliminar todos los obstáculos que hasta ahora han dificultado suextensión”, dijo.