Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amancio Ortega se alía con Repsol para entrar en las renovables con 245 millones

En primer término, Amancio Ortega. Imagen de fondo: uno de los parques del complejo Delta de Repsol. FDV

Entre la supuesta primera incursión de Amancio Ortega en el negocio de la producción de electricidad y su verdadero desembarco en el sector pasaron catorce años. Al fundador de Inditex le pasó con Capital Energy lo mismo que otras tantas veces en las que se usó su nombre para sacar brillo a una inversión. En 2007 constituyó Pontegadea Sociedad de Capital Riesgo, un fondo que, entre otras participaciones, llegó a controlar el 9,26% de la compañía energética que concurrió al concurso eólico de la Xunta y luego consiguió que el Tribunal Supremo tumbase la subasta por irregularidades en la valoración de los proyectos en una de las zonas de Galicia reservadas para los nuevos parques. Por mucho que el holding de Ortega se esforzó en aclarar que la presencia en Capital Energy fue temporal y puramente financiera, durante mucho tiempo apareció vinculado a ella, incluso en la gestión. El estreno del hombre más rico de España en el negocio de la energía llega realmente ahora, en plena efervescencia de las fuentes renovables y la transición ecológica.

Pontegadea se incorpora como socio en uno de los grandes complejos de aerogeneradores impulsados por Repsol con una inyección de 245 millones de euros. Tendrá el 49% del parque Delta, ubicado en la provincia de Zaragoza, con una potencia de 335 megavatios (MW). La alianza se formalizó ayer, como anunció la compañía liderada por Josu Jon Imaz, tras la victoria de Pontegadea en el proceso de concurrencia competitiva abierto por Repsol en junio para seleccionar un aliado en la explotación de su primer proyecto eólico.

La venta despertó “una gran interés en la comunidad inversora internacional”. La instalación agrupa ocho parques que suman 89 molinos en total. Está operativo desde la primavera. “En menos de 24 meses, incluso en un contexto marcado por la pandemia por coronavirus, la compañía ha sido capaz de construir, iniciar la producción y ahora poner en valor una participación en este activo”, asegura Repsol, que presenta el acuerdo con Ortega como un refuerzo de su posición “como operador de vocación industrial” y una prueba de “la solidez de su modelo de crecimiento en renovables, basado en el desarrollo de proyectos desde las etapas iniciales hasta su puesta en operación”, bajo el objetivo “asegurado” de conseguir “una rentabilidad de doble dígito” en las inversiones en renovables.

Josu Jon Imaz, CEO de Repsol, y Roberto Cibeira, CEO de Pontegadea, ayer. REPSOL

“Contar con Pontegadea como socio en Delta confirma la calidad de nuestros activos y va a permitir acelerar nuestro crecimiento en renovables, en el marco de una transición energética eficiente y sostenible –sostiene Josu Jon Imaz–, y en el objetivo de ser una compañía cero emisiones netas en 2050”. El brazo inversor del máximo accionista del gigante gallego de la moda subraya “la solidez y la fiabilidad” Repsol. Esta operación “se enmarca en la estrategia global de inversión de Pontegadea”, explica su CEO, Roberto Cibeira. “Permite afianzar el compromiso ambiental que acompaña a todas las actividades en nuestra cartera –añade–, tanto en el sector energético como en la gestión de activos inmobiliarios o la distribución textil”.

“La operación afianza el compromiso medioambiental que hay en toda la cartera”

Roberto Cibeira - CEO de Pontegadea

decoration

¿Esto quiere decir que la diversificación del portfolio de Pontegadea seguirá por los derroteros de la energía? La sociedad no adelanta nunca posibles proyectos futuros y se ciñe a destacar “la oportunidad” que Repsol puso encima de la mesa con su casting de socios. Fuentes de Pontegadea insisten en la importancia del “compromiso medioambiental” que menciona Cibeira y que está presente también en la división inmobiliaria “con el trabajo que se realiza en la certificación energética, entre otras acciones”. Pero es evidente que la energía gana enteros en las inversiones de Ortega.

Pontegadea desembolsó 280 millones de euros por el 5% de Enagás, el gestor de la red gasística española, en diciembre de 2019. En solo dos días, el 29 y el 30 del pasado julio, el holding entró en Red Eléctrica de España (5%) y su homólogo en el transporte eléctrico de Portugal, REN (12%), con inversiones de 450 y 188 millones, respectivamente. Posee, además, un paquete en Telxius –dedicado a las infraestructuras de telecomunicaciones– que le costó 379 millones. Los activos alternativos a los inmuebles en Pontegadea superan los 1.500 millones de euros, alrededor del 10% de la cartera.

inversiones energéticas

  • Un 5% de Enagás por 280 millones

    Fue la primera inversión de Pontegadea en el sector. Fue en diciembre de 2019. Ese porcentaje es el máximo permitido para un accionista individual.

  • Otro 5% de la estratégica REE

    El transportista eléctrico es uno de los principales actores de la transición energética. La inversión fue de 450 millones.

  • El 12% del operador eléctrico portugués

    La entrada en REN_se consumó al día siguiente de REE, que son socios. Costó más de 188 millones.

Compartir el artículo

stats