Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movimientos empresariales

La hora de la verdad en la opa a Naturgy

Este viernes acaba el plazo para que el fondo australiano consiga el 22,7% de la compañía energética ante la oposición de La Caixa y el 70% del capital

La sede de Naturgy en Barcelona.

La suerte está echada. En la medianoche de este viernes finaliza el periodo de aceptación de la opa de IFM sobre el 22,7% de Naturgy. El principal reto del fondo australiano es captar al mayor número posible de los 70.000 accionistas de la compañía energética que preside Francisco Reynés. Un reto que no es fácil, dada la oposición del consejo de la empresa y de su principal accionista, La Caixa, a través de Criteria, que durante este proceso y antes del mismo ha ido aumentando su participación en el capital hasta el 26,58%.

Cuando se cierre el plazo comenzará el periodo de contabilización de las acciones que obtenga IFM, que supeditó la operación a obtener al menos el 17% del capital. Este trabajo, equivalente al conteo de votos en una noche electoral, durará unos días, hasta mediados de la semana que viene, según fuentes del mercado.

El fondo australiano ha insistido durante los numerosos encuentros mantenidos con la prensa en los últimos días en que se mostraba confiado en alcanzar sus objetivos. Con alrededor del 70% del capital opuesto a la opa, el reto es atraer a muchos pequeños accionistas y a algunos institucionales. Además de Criteria, los dos fondos con el 20% cada uno, CVC (aliados con la familia March) y GIP, ya manifestaron que no venderían. A estos hay que sumar el 3,8% de la firma pública argelina Sonatrach, que suele dar los mismos pasos que el resto del consejo y la alta dirección de Naturgy, opuesta también a la operación.

Dividendo

Fue IFM la que acabó de crispar tanto al consejo de Naturgy como a Criteria al plantear la semana pasada su representante en España, Jaime Siles, la posibilidad de suspender el dividendo de Naturgy, dado el recorte de ingresos del sector aprobado por el Gobierno para frenar la escalada del recibo de la luz. Este factor ha jugado hasta ahora a favor del fondo australiano y, en especial, del precio que ofrece (22,07 euros por título), que incluso el consejo de Naturgy consideró "razonable" en el contexto actual, pese a oponerse a la operación. Pero las declaraciones provocaron que incluso el presidente de la Fundación La Caixa y Criteria, Isidre Fainé, saliera en defensa del dividendo de la compañía energética, que cubre más de la mitad de los gastos de la Obra Social. Y ha redoblado su oposición a esta opa y reforzado su rol de defensor de la españolidad y el perfil industrial de Naturgy. Fuentes bien informadas afirman que Fainé, desde el primer día, rechaza esta opa porque no le gustan "los inversores que tratan de colarse por la ventana".

De todas formas, los últimos movimientos de la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha convocado a los máximos directivos de Endesa, Iberdrola y Naturgy, han provocado un cambio de tendencia que puede hacer variar el escenario y las acciones de las compañías energéticas, especialmente de Endesa e Iberdrola, ya que las de Naturgy se mantienen en torno al precio de la opa, frenaron su caída. Y es que se da por hecho que el Gobierno trata de modificar, modular o suspender el recorte tal como lo aprobó en el real decreto ley que aún tiene que convalidarse en el Congreso, consciente de que el impacto de 2.600 millones en las compañías que había estimado se puede multiplicar como consecuencia de la escalada desbocada del precio del gas.

Compartir el artículo

stats