Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan del naval, en la rampa para recibir fondos COVID

El "megayate" que construye Freire Shipyard, ayer. | PABLO HERNÁNDEZ

El "megayate" que construye Freire Shipyard, ayer. | PABLO HERNÁNDEZ

El plan para modernizar el sector naval español, en el que participan los astilleros vigueses, está en la rampa de botadura que conduce a los fondos europeos. El Gobierno ha incluido la iniciativa entre las que aspiran a convertirse en Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), el nuevo marco de colaboración público-privada que garantiza una mayor inyección de recursos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El plan fue presentado por Pymar, Navantia y Siemens

decoration

El Gobierno tiene perfilados seis PERTE en los sectores de la industria de la automoción verde y conectada, la generación energética mediante hidrógeno verde (para la que Galicia quiere ser un polo), la industria aeroespacial, la agricultura sostenible y eficiente, el uso del español en el ámbito de la inteligencia artificial y el desarrollo de un sistema nacional de salud puntero. Pero habrá más PERTE y el Gobierno cuenta, entre los preseleccionados, con el del sector naval.

Pymar –la sociedad de pequeños y medianos astilleros privados a la que pertenecen las constructoras navales viguesas Freire, Metalships, Cardama o Armón Vigo–, la empresa pública Navantia y la compañía Siemens presentaron al Ministerio de Industria, dentro de la convocatoria de manifestación de expresiones de interés para el Plan de Recuperación, un programa para la transformación del sector naval. El proyecto aspira a generar, en seis años, un incremento de la cifra de negocio del sector del 6%, un efecto sobre la economía de 3.000 millones de euros y la creación de 1.700 empleos. Incluye la formación de profesionales, la automatización de procesos productivos, la digitalización de procesos de negocio y de las plataformas de la cadena de suministros, y el desarrollo de productos y factorías sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

El pasado mes, la comisión de Industria del Senado, a propuesta del PSOE, aprobó por amplia mayoría una moción para que el plan del naval se apruebe como PERTE. Fuentes de Pymar, señalaron ayer que las negociaciones para lograrlo “están muy avanzadas”, aunque desconocen si la propuesta ya se incluyó en el plan remitido por el Gobierno a Bruselas. La estrategia del Ejecutivo pasa por ir desvelando poco a poco los PERTE para destacar su relevancia.

Prevé un efecto sobre la economía de 3.000 millones de euros y 1.700 empleos

decoration

El plan, que según destacaron sus promotores está alineado con los objetivos europeos de transición ecológica y transformación digital, incluye 21 iniciativas con más de 90 proyectos a desarrollar entre 2021 y 2026 que permitirán elevar entre un 15 y un 20% los niveles de competitividad del sector y reducir las emisiones de CO2 en más de 50.000 toneladas. El programa se traducirá en unos 1.700 empleos y permitirá la cualificación digital de unos 30.000 trabajadores de distintas comunidades de España, entre ellas Galicia.

Compartir el artículo

stats