La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, pidió ayer, durante su visita a Calvià (Mallorca) para reunirse con representantes de sindicatos y de camareras de pisos, “un esfuerzo más” para mantener los ERTE. Según apuntó a los medios de comunicación, “es importante dar certezas respecto a los ERTE porque no se dejará caer un mecanismo que se ha demostrado muy eficaz, salvando a más de 550.000 empresas y 3,6 millones de trabajadores en toda España”. Por este motivo, reclamó “un esfuerzo más” para mantener los ERTE “y que empresas y trabajadores se sientan acompañados”.

Eso sí, Díaz apuntó, como lo hizo también esta semana la titular de Economía, Nadia Calviño, que estos mecanismos para las suspensiones de empleo se prolongarán “el tiempo que sea necesario”. “No tiene sentido dejarlos caer en este momento”, cuando la crisis provocada por la pandemia de COVID-19 está en su etapa final, reseñó la ministra. La responsable de Trabajo apuntó, por último, que España es el país “más avanzado” de Europa en el plan de recuperación.

Según ha explicado Díaz a los medios de comunicación, “España es el país más avanzado en el despliegue del plan de recuperación y el envío de fichas, un total de 30, que cambiarán radicalmente la economía y lo social”. “España es el primer país en hacer sus deberes y tareas, como ha reconocida la propia Comisión Europea”, detalló, y agregó que “ahora el país tiene la obligación de desplegar, desde la máxima responsabilidad, una colaboración público privada sin precedentes”. En este sentido, y preguntada por la decisión del Constitucional alemán que puede complicar el desembolso de los fondos europeos antes de verano, Díaz respondió que “prefiere no hablar de futuribles si no de lo que está haciendo España”.