Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BDO, una auditora "decisiva" en el fraude masivo de Pescanova

El Tribunal considera probado que la auditora, que recurrirá, "avaló" la gestión irregular | Deberá indemnizar a los inversores; un directivo, a prisión | "Fuimos engañados", dice

Un momento del juicio // Efe

Un momento del juicio // Efe

Enseguida se convirtió la auditora BDO en el blanco de los ataques de las acusaciones particulares en el juicio que, entre el 2 de diciembre y el 21 de julio, abordó las causas de la quiebra de Pescanova SA. La auditora, una de las big five (cinco grandes) a nivel mundial, tenía un seguro firmado con Mapfre por hasta 36,4 millones de euros. Nada que ver con el exiguo patrimonio declarado por el expresidente Manuel Fernández de Sousa: dos coches de segunda mano, 4.000,62 euros en una cuenta corriente, acciones (embargadas, en el caso de Pescanova) y una finca rústica en el Escorial.

Le llegará a poco: la Audiencia Nacional ha condenado a BDO a indemnizar solidariamente a fondos como Luxempart o Silicon Metals Holding, y a bancos como Bankia, UBI o Banco Espirito Santo. Además, y por primera vez en España, ha decretado el ingreso en prisión de un auditor. Se trata de Santiago Sañé Figueras, máximo responsable de la supervisión contable externa de la pesquera, por los delitos de falseamiento de cuentas anuales y falseamiento de información económica y financiera. Tres años y seis meses de prisión. BDO "contribuyó, de forma decisiva, a que la contabilidad no reflejara la imagen fiel de la compañía, que era, precisamente, su principal responsabilidad", dice textualmente el fallo.

La auditora ejerció con "laxitud", con dejadez de funciones, y sin detectar el interminable reguero de migas que iban dejando las prácticas irregulares de la antigua cúpula. "La laxitud de la labor desempeñada por BDO en relación a los supuestos anteriores permitió este desfase en las cuentas presentadas por la matriz", motivo por el cual, como persona jurídica, ha sido condenada por un delito de falseamiento de información económica y financiera", con una pena de dos años de multa a 30 euros por día, como resumió el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Entre los aspectos que más han llamado la atención de la ponente de la sentencia, Carmen Paloma González, es la intensa operativa de Pescanova con hasta 14 sociedades instrumentales, administradas -doce de ellas- por tres hombres de paja. Hasta el 84% del volumen de negocio de la multinacional llegó a depender de esta red de empresas fantasma, que no reportaban ningún gasto en personal, luz o teléfono. Pescanova era en 2012 la cuarta mayor compañía pesquera del mundo, pero nadie conocía esas sociedades, aparentemente sus principales clientes y proveedoras. Porque no tenían. Todos los datos trampeados que presentaba que el equipo directivo "llevaba a gala transmitir a todas las áreas [...] ante la que tampoco BDO reaccionó impidiéndolo, mostrando una vez más, su complacencia con los datos que la matriz hacía constar en sus cuentas".

"Avaló con sus informes, sin salvedades, cuantas operaciones llevó a cabo la matriz vulnerando las normas de la contabilidad y permitiendo dar una imagen de su situación económica y financiera muy diferente a su abultada deuda financiera real", agrega el fallo, contra el que BDO ya ha anunciado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. "Fuimos engañados y víctimas del entramado y fraude organizado por la dirección de Pescanova", replicó ayer la auditora en un comunicado, en el que agregó que la sentencia "reconoce ocultaciones de información y documentación al auditor como, por ejemplo, la de las sociedades utilizadas para ocultar deuda".

Compartir el artículo

stats