Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda esquiva el impacto de la caída de matriculaciones con un 14% más de ingresos

El descenso de matriculaciones en España pasa factura a fabricantes y proveedores y a los concesionarios, pero no a Hacienda. Entre enero y agosto se matricularon en Galicia 30.820 vehículos, según los datos mensuales difundidos ayer por la Agencia Tributaria, lejos de los 36.926 que se comercializaron en el mismo periodo del año pasado. Es un descenso interanual de casi el 20%. No obstante la recaudación por impuesto de matriculación se elevó en un 14,5%, hasta los 15,8 millones de euros.

Esta aparente contradicción obedece a un mayor importe del valor de los vehículos y a un aumento de ventas de los coches a gasolina. La cuota a media ingresar por impuesto de matriculación ascendió hasta agosto a 515 euros, frente a los 375 del año pasado.

Compartir el artículo

stats