Cuatro de cada diez vecinos cambia de hogar dentro del mismo ayuntamiento en veinte años

Solo el 8% de los habitantes en las dos comarcas mantuvo su residencia entre 2001 y 2021 | Durante este período llegaron 5.364 personas procedentes del extranjero y 4.218 de otras comunidades autónomas

Charla sobre la Agenda Urbana en el CEIP de Prado

Charla sobre la Agenda Urbana en el CEIP de Prado / ALFONSO LOÑO

Menos de 6.000 personas no cambiaron de hogar en dos décadas, para se exactos en el período comprendido entre 2001 y 2021, dato que representa solo el 8,4 de la población de los nueve municipios de las comarcas. Así lo asegura un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) en su último censo de población y viviendas. Son, a tenor de estos registros, 5.850 de los 69.201 vecinos censados en Deza y Tabeirós-Montes hace un par de años.

El cambio de residencia, pero dentro de los límites territoriales del mismo ayuntamiento, afectó al 45% de los ciudadanos de las comarcas, lo que suponen algo más de 31.228 personas. La relación por municipio es la siguiente: en Lalín se cambiaron de piso o casa sin salir de este concello un total de 8.669 personas, Silleda (3.661), Vila de Cruces (2.554), Rodeiro (1.272), Agolada (1.165), Dozón (553), A Estrada (9.369), Forcarei (1.426) y Cerdedo-Cotobade (2.559). Hay que tener en cuenta que, a tenor de lo ocurrido en otros territorios, el cambio de lugar de empadronamiento aún dentro del mismo municipio es un fenómeno más común de lo que aparentemente pudiera parecer.

Durante estos veinte años de referencia, Estadística analizó otros fenómenos relativos a la movilidad de las personas. Uno de ellos se centra en verificar cuántas personas recalaron en cada uno de esos concellos procedentes, por ejemplo, de otro distinto pero siempre que fuese en la misma provincia. Ahí aparecen exactamente 9.765 individuos, entre los que destacan las dos cabeceras comarcales, pues en Lalín constan 3.085 personas, mientras que en A Estrada son 2.268. Por encima del millar también está Silleda, con 1.748 residentes que en estas dos décadas recalaron en este municipio llegados de otro de la provincia.

La influencia de las personas que vienen de otras comunidades autónomas es menor, pues se queda en 4.218. En este caso las dos capitales comarcales se mueven en cifras bastante parejas, con 1.414 casos en el ayuntamiento lalinense y 1.369 en el estradense. En el extremo opuesto aparece Dozón, con solo una treintena de personas que llegaron a esta localidad venidos de fuera de Galicia, pero de otros lugares de la geografía española.

Por último, también podemos conocer que hace dos décadas había 5.364 personas que residían en el extranjero. En Lalín son 2.153, Silleda (741), Vila de Cruces (247), Rodeiro (118), Agolada (30), Dozón (31), A Estrada (1.522), Forcarei (332) y Cerdedo-Cotobade (140). Estos números van en cierta consonancia con lo que determinan los censos estadísticos, por ejemplo, en Lalín, donde en 2001 figuraban 307 personas con nacionalidad no española, volumen que creció hasta las 1.452 veinte años después.

Una de cada tres viviendas está vacía

Los municipios de Deza y Tabeirós, incluido Cerdedo-Cotobade, cuentan con 47.073 viviendas, de las que 16.996, nada menos que el 36,10%, están vacías. Son los datos que ofrece el INE dentro del mencionado censo y en base a consumos eléctricos. Solo Silleda está por debajo de esa situación. Trasdeza cuenta con 5.920 viviendas y de ellas, 1.383, por su consumo eléctrico nulo o casi inexistente, se consideran desocupadas. Esta cifra es el 23,36% del total. En Lalín, con 13.007 hogares, hay 4.658 sin moradores. Suponen el 35,8%, un porcentaje que convierte a la cabecera dezana en el octavo municipio con más de 10.000 habitantes, a nivel estatal, con la ratio más elevada. La situación de los otros concellos es peor. Vila de Cruces tiene el 43,6% de sus casas y pisos sin habitantes. Son 1.608 sobre 3.686. En Rodeiro es el 50,7%, con 1.897 hogares, de los que 962 no tienen consumo. En Agolada, sube al 54,1%, ya que hay 1.180 casas también sin consumo, respecto sus 2.178. Y en Dozón son el 57,9 de sus 709 hogares. En A Estrada el INE detecta 12.476 moradas en total, de las que el 31,7%, es decir, 3.962, están en esa categoría de vacías. Pasa lo mismo con 1.449 de las 4.075 de Cerdedo--Cotobade, que se traducen en un 35,5%, y las 1.794 de las 3.125 con que cuenta Forcarei, y que suben el porcentaje a un 57,4%

La Agenda Urbana en el CEIP de Prado

El ciclo de charlas sobre la Agenda Urbana en los centros educativos llegó en el día de ayer el CEIP Xoaquín Loriga de Prado. En estas visitas formativas se abordan cuestiones ambientales, destrucción de los ecosistemas así como la futura configuración del municipio. El alumnado, asimismo, participa en distintas dinámicas para reflexionar e innovar sobre los proyectos formulados en la estrategia de la Axenda Urbana Local.