Ganadeza acaparó gran parte de los I Premios Agrogandeiros de Lalín, que se entregaron ayer en el restaurante Casa Pablo, de A Goleta, justo antes de un convite a cocido para los doscientos asistentes. Su convocatoria en tiempo récord –y con polémica por la proximidad de las elecciones municipales– responde, según el gobierno local, a una solicitud realizada desde el propio sector, al observar lo que se viene haciendo en A Estrada.

Asistentes al evento y al posterior cocido. Bernabé/Bárbara Cuiña

Los galardones reconocen las explotaciones y animales más excelentes del municipio, de acuerdo a las bases elaboradas por la Federación Frisona Galega (Fefriga), que configura las modalidades en función de los datos proporcionados por Africor y Conafe. Estos tres organismos cuentan con personal especializado que se encarga de visitar las explotaciones y efectuar los controles de los que se extraen los datos a partir de los cuales se establecen las categorías de premios.

Estas distinciones engloban todas las categorías en las que hay animales con una morfología excelente y que alcanzan mayores rangos productivos. También se destacan las vacas con mayor longevidad productiva, las que superan los 100.000 kilogramos de leche y que, por tanto, generan gran rentabilidad para sus explotaciones. Fefriga distingue siete categorías.

Entrega de distinciones en la categoría de mejor media productiva. Bernabé/Bárbara Cuiña

En producción por lactación, la media más alta corresponde al establo Ganadeza, de Baxán (Botos), con 13.911 kilogramos, seguida de la que regenta José Vázquez Diéguez en Santiso, con 13.284 kilos, y de Maceva, de Méixome, con 13.195. Además, Ganadeza acapara las tres mejores primerizas y presenta las dos primeras vacas en las categorías de adultas y producción vitalicia, siendo terceras en estas dos últimas sendas reses de las ganaderías Toxo (Goiás) y Pichel (Santa Baia de Losón), respectivamente.

En cuanto a calificación morfológica, la ganadería Fraga, también de Goiás, se llevó el primer premio, con 84,37 puntos. En segundo lugar, pisándole los talones se sitúa Midón, de Barcia, con 84,35 puntos, mientras que la tercera es Quinteiro, de Bermés, con 83,36.

En la clasificación por índices genéticos (ICO), la palma se la lleva GB Gandaría, de Cangas, con 3.406 puntos, por delante de José Ramón Pazos Fondevila, de Santiso, con 3.404 puntos, mientras que tercera es,de nuevo, Quinteiro (3.397).

Vacas con estrellas

En el acto de ayer también hubo reconocimientos para las vacas con estrellas, “probablemente el premio más complicado de conseguir", ya que se le entrega a aquellos animales que destaquen en producción, morfología y descendencia, con al menos tres hembras destacadas igualmente por su forma y su productividad. Por eso, cobra gran mérito Goldwyn Botaca, de Fraga, que acumula siete estrellas. Esta misma ganadaría cuenta con otras reses con estrellas, como Talent Andrea, Windbrook Salome y Buckeye Silvella. A mayores, obtuvieron premio O Porto, de Santiso, con Zeus Pancha; Iglesias Ferradás, de Goiás, con Ned Neli; Quinteiro, con Outside Manila y Delete Ada; y Carral, de Albarellos, con Rita.

La iniciativa trata de potenciar el agro y distinguir a aquellas personas que hacen más hincapié en conseguir unas explotaciones óptimas y que tienen animales de mayor calidad, así como servir de estímulo a los ganaderos para que continúen desarrollando una importante labor que forma parte de la sólida base del sector primario gallego, en el que Lalín sobresale al ser el concello con más vacas de Galicia y contar con seis de las cien mejores explotaciones de España.