El Concello ejecutará una reforma integral de las piscinas municipales de A Estrada. El alcalde de la localidad, José López Campos, anunció ayer el proyecto, tras reunirse con técnicos municipales que evaluaron el estado de las instalaciones y determinaron qué actuaciones se acometerán en esta parte de la zona deportiva estradense.

López Campos señaló que la decisión de arontar estos trabajos se deben a “varias deficiencias y pérdidas de agua” detectadas en la piscina olímpica durante el encuentro mantenido con los técnicos. El regidor local aseguró que “el Concello no permitirá”, ni por “funcionalidad ni por eficiencia”, que estas emblemáticas instalaciones continúen en un estado tan precario.

En concreto, las actuaciones planteadas se centrarán en el vaso de mayor capacidad, que ahora mismo cuenta con 50 metros de largo por 25 de ancho. La intención del Concello es convertir esta piscina olímpica en dos vasos más pequeños. El primero, de 25 por 12,50 metros y, el segundo, de 16 metros de largo por 8 de ancho. Estas mejoras supondrían “un importante ahorro”, ya que de los 2.000 metros cúbicos de agua utilizados actualmente solo se precisarían unos 700. Además, las obras permitirían aumentar la oferta para los usuarios de las instalaciones, que pasarían a disponer de un nuevo vaso intermedio de menos profundidad. Finalmente, los trabajos de completarán con el cambio completo del sistema de circulación del agua.

En palabras de López Campos, estas mejoras permitirán “reducir considerablemente el consumo de agua” y conseguirán que los vecinos de A Estrada “vuelvan a gozar de unas instalaciones a la altura de sus expectativas”.

López quiere agilizar plazos

El regidor estradense informó que se presentará una “propuesta firme de actuación” en el próximo mes de octubre, para cumplir los plazos y tener las piscinas listas antes del verano. La idea del Concello es iniciar el proceso de licitación de las obras a lo largo de este año.