Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rodeiro se despide de sus saharauis

Los dos acogidos, Hamdi y Alin, no se conocían antes pero contactaron durante la estancia

Noelia Daparte junto a Hamdi y su madre en Rodeiro. // Bernabé/Javier Lalín

Dos familias de Rodeiro han acogido durante este mes de agosto a dos menores provenientes del Sáhara como parte del programa “Vacacións en Paz”. La iniciativa se ha retomado este verano tras dos años de parón, como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Así pues, Camilo Feijoó y Noelia Daparte han recibido en sus domicilios a dos de estos menores, Hamdi y Alin, que no se conocían previamente pero que durante su estancia en el municipio dezano han entablado relación.

En principio se esperaba una mayor llegada de niños, pero debido a varios inconvenientes al final la cifra se ha reducido considerablemente, de manera que ayuntamientos como Lalín o A Estrada no han participado en esta iniciativa este año. Además, tal y como afirman los dos voluntarios de acogida, los menores pasan menos tiempo que en pasadas campañas, ya que antes su estadía se prolongaba durante dos meses y en esta ocasión se reduce a un mes. Aun así, los niños han podido disfrutar de su visita a Rodeiro y han conocido diferentes zonas de alrededor. Eso sí, la mayor parte del tiempo lo han pasado entre la playa y la piscina para mitigar las altas temperaturas.

Tanto Camilo como Noelia confiesan que la experiencia para ellos es enriquecedora y que no es la primera vez que acogen en sus domicilios a estos niños. Incluso una vez terminado el programa, los niños y sus acogedores siguen manteniendo contacto. Asimismo, el idioma no es un impedimento para poder entenderse ya que los niños estudian español en su país de origen, y aunque no lo hablen de una manera muy fluida debido a su corta edad, lo comprenden con bastante facilidad. “Al principio te haces entender a través de sonidos y señas, pero a la semana la comunicación ya es más fluida”, afirma Noelia Daparte.

Esta iniciativa presenta la posibilidad de acoger a niños con edades de entre 7 y 11 años, por ello, algunos menores que querían volver a repetir la experiencia no han podido al sobrepasar el umbral máximo de edad permitida. Para poder colaborar dando asilo a estos menores, es necesario presentar una solicitud en el ayuntamiento al que se pertenezca, de ahí se pasa a tramitar el caso en la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui, la cual realiza una pequeña investigación sobre las familias interesadas. Estas deben presentar ciertas condiciones como vivir en un buen ambiente o tener la solvencia económica suficiente como para poder hacerse cargo de un niño.

Origen de la iniciativa

Este proyecto de acogida temporal a niños saharauis se realiza como petición expresa del gobierno de la República Saharaui Democrática. La comunidad viene participando en esta iniciativa solidaria desde el año 1991, ofreciendo a las familias de la que fuera colonia española, la posibilidad de que sus hijos disfruten de una estancia agradable, humana y culturalmente rica. Además, de esta manera se evita que los menores tengan que sufrir las altas temperaturas del desierto, que pueden llegar a sobrepasar los 50 grados.

Este programa se lleva a cabo gracias a la colaboración económica de la Xunta de Galicia y el apoyo de los ayuntamientos. “Vacacións en Paz” se presenta en un marco de solidaridad y ayuda desinteresada a los menores saharauis. La asociación Sogaps recuerda que muchos de estos niños nacieron en los campamentos de refugiados situados desde hace más de 41 años en la zona de Tindouf, cerca de la frontera con Argelia; es decir, son hijos de los saharauis que abandonaron sus hogares tras la ocupación del territorio del antiguo Sáhara español por parte de Marruecos en el año 1975.

Compartir el artículo

stats