El Concello de A Estrada ha anunciado la finalización de los trabajos de renovación del alumbramiento público en 25 parroquias estradenses gracias a la instalación de más de 8.000 luminarias LED. El alcalde de A Estrada, José López Campos, aseguró que los trabajos “avanzan a muy buen ritmo, con la mitad del proyecto prácticamente ejecutada”, lo que permitirá cumplir con las previsiones del gobierno local y finalizar estas actuaciones antes de que termine de este año.

Concretamente, en lo que va de año ya se ejecutaron prácticamente la totalidad de los trabajos en las parroquias de Ouzande, A Somoza, Tabeirós, Nigoi, Arca, Souto, Codeseda, Guimarei, Lagartóns, Callobre, Cereixo, Vinseiro, Parada, Rivela, Liripio, Sabucedo, San Pedro de Anclados, San Tomé de Ancorados, Remesar, Agar, Rubín, Lamas, Pardemarín, Olives y Curantes.

En la actualidad, las actuaciones se encuentran en la cuarta fase y solo quedarían dos por ejecutar. Dentro de la cuarta fase se está cambiando el alumbramiento de las parroquias de Berres, Riobó y Arnois y, al mismo tiempo, se está comenzando con la instalación de las nuevas luminarias en las iglesias. Desde que comenzaron los trabajos, además de las más de 8.000 luminarias LED instaladas se mudaron 900 postes de madera y se colocaron un centenar de nuevos cuadros eléctricos.

El proyecto, que supone una inversión de 6,5 millones de euros, prevé la instalación de 12.500 puntos de luz en total y permitirá restablecer luminarias que habían sido eliminadas en su día en zonas del rural poco iluminadas, una vez finalice el cambio de las luminarias ya existentes.

La reducción del gasto en este año, en el que las nuevas luminarias se van a ir implantando, está estimado en un 25% aproximadamente. Sin embargo, una vez esté finalizado el proyecto, esta estimación de ahorro sube hasta un 70%. “Es un tema importante teniendo en cuenta el alto coste de luz en A Estrada, que llegó a ser una partida, antes del cambio de luminarias en el casco urbano, de cerca de 1,2 millones de euros. A día de hoy se situó por debajo del millón de euros. Esperamos que con este cambio de luminarias esté por debajo de los 400.000 euros, un ahorro importante en uno de los gastos más altos del Concello”, manifestó el regidor local.

Donde había lámparas de 120 vatios se están instalando luces led de 20, que dan mucha más luz. Esto permite optimizar toda la red, con una reducción importante de kilómetros de tendido eléctrico y también aumentando el número de postes, con 2.000 nuevos. En muchos casos se trata de postes de madera, que se cambian por unos nuevos de hormigón. Además, el Concello está recuperando todos los puntos de luz colocados, entre ellos aquellos que en su día, allá por 2011 o 2012, se apagaron por la situación económica.