Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los camareros se convierten en la profesión más demandada en el mercado laboral de A Estrada

Los hosteleros lamentan la falta de profesionalización por parte de los empleados del sector | Otros puestos requeridos en el municipio son los de carpinteros, transportistas, operarios de fábrica o trabajadores del metal

Camareras antes de empezar a servir un banquete en un evento de Grupo Valenciaga.

El sector de la hostelería afronta tiempos de recuperación y de vuelta a la calma, después de pasar por momentos terribles durante la pandemia. Muchos establecimientos tuvieron que cerrar sus puertas con la llegada del COVID-19, y los que aguantaron, se vieron perjudicados durante varios meses por las restricciones sanitarias. Cuando estas medidas se relajaron y la gente volvió a la calle, quizás con más ganas después de dos años sin salir, los hosteleros se encontraron con otro problema: estaban sin camareros.

Cuando se empezaron a suspender las últimas restricciones sanitarias en los meses de marzo y abril, muchos hosteleros tuvieron problemas para encontrar camareros que trabajaran en sus establecimientos. Por ejemplo, en A Estrada fue muy sonado el caso de la nueva Cafetería Baiuca, que tuvo que retrasar su apertura más de un mes por falta de trabajadores. Finalmente, el local pudo abrir sus puertas y hoy trabaja sin ningún tipo de problema. Su gerente es el empresario Javier Rey, que cuenta con otros 4 establecimientos hosteleros en la localidad estradense y que tuvo serios problemas para encontrar los 20 trabajadores que tiene, ahora mismo, en plantilla. El gerente del Baiuca reconoció que la llegada del verano le “ayudó mucho” porque aparecieron “bastantes estudiantes jóvenes que acabaron las clases y quieren ganar un dinero” durante el período estival. En este aspecto coincidió también el hostelero Óscar Rivas, de Grupo Valenciaga, que tampoco pasó por buenos momentos en los meses de marzo y abril, ante la falta de personal, pero que finalmente logró reunir a una veintena de camareros para cubrir sus eventos. Además, tanto Rey como Rivas tienen “en la nevera” varios aprendices que se incorporarán al trabajo gradualmente durante las próximas semanas.

Otro caso que se encontró en una tesitura similar fue Xenxo Goldar, del Salvaxe, que gestionó su oferta de trabajo a través del Departamento de Emprego del Concello y sus redes sociales. Goldar señaló que según se acercaron los meses de verano, comezaron a recibir más currículums y finalmente no les costó demasiado contratar un camarero. Aun así, a pesar de que la situación de cara al verano es mejor que la prevista hace tan sólo unos meses, los hosteleros coinciden en que esto es “pan para hoy y hambre para mañana”, porque cada vez es más difícil contratar gente con experiencia. Según Javier Rey, la falta de profesionales del sector es una consecuencia directa de la pandemia, porque mucha gente “buscó trabajos en fábricas o talleres”, que fueron espacios que “ incluso trabajaron más que habitualmente”, mientras los bares permanecían cerrados.

Un futuro incierto

Ahora, a expensas de saber si muchos de los profesionales que dejaron el sector volverán en el futuro, los hosteleros se ven obligados a formar a nuevos camareros o a tirar de “extras”, trabajadores contratados puntualmente durante varias horas, para solventar los días en los que hay mucha carga de trabajo. Aunque las típicas brigadas de camareros extras tampoco están pasando por su mejor momento debido a la falta de personal, los hosteleros confían que entre la gente que tienen en plantilla y estos camareros contratados puntualmente, puedan sobrevivir al trabajoso verano.

Lo que más preocupa es qué pasará cuando finalice el verano porque, dicen, posiblemente estén en la misma situación que hace unos pocos meses. En invierno hay menos carga de trabajo, pero también hay mucha gente que trabaja en la hostelería sólo durante el período estival, para pagarse sus estudios en invierno. Javier Rey sostiene que “habrá que acabar subiendo los precios” para poder pagarle decente mente a los camareros. El gerente de Baiuca señaló que esta es una decisión muy controvertida, pero es la única opción viable que encuentra para solucionar las “constantes subidas de precio” en los gastos que tienen que afrontar los locales.

Ofertas diarias en el Servizo de Emprego

El Departamento de Emprego del Concello de A Estrada recoge diariamente ofertas de muchos sectores diferentes. En la actualidad, las profesiones más demandadas por las empresas que contactan con los técnicos del Concello son la de camarero, chófer, carpintero, operario de fábrica y trabajador perteneciente al sector del metal. Estas son las ofertas que más se registran en el Portal de Emprego de A Estrada, pero esto no es un dato demasiado fiable, si queremos conocer qué sectores necesitan trabajadores, debido a que en muchos casos, las empresas utilizan otros métodos para buscar gente. Por ejemplo, según la mayoría de los hosteleros, la forma más habitual de buscar trabajadores es para sus locales es a través del boca a boca, o como mucho, desde las redes sociales del propio establecimiento. Desde el Departamento de Emprego señalan que nunca habían recibido tantas ofertas de empleo como lo están haciendo en los últimos meses, sobre todo desde que bajó la incidencia del COVID-19 y se empezaron a relajar las medidas sanitarias implantadas durante la pandemia. Eso sí, en el Concello también son conscientes de que, muchas veces, las empresas que contactan con Emprego para que publiquen sus ofertas no cumplen con las condiciones que prometen en el anuncio. Y eso que en el Portal de Emprego siempre evitan publicar el salario ofrecido, para evitar posibles reclamaciones al Concello, que sólo actúa como un simple mediador entre la relación del empresario y la del futuro trabajador.

Compartir el artículo

stats