Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las farmacias incrementan las ventas de test de diagnóstico en los últimos meses

El avance del COVID-19 provoca que la demanda de pruebas se dispare en los negocios de las comarcas | Las cifras aún están lejos de las registradas en los meses de invierno

Una farmacéutica de la botica Ferreiro, de Lalín, muestra un test. | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

El aumento de casos de COVID-19 está siendo la tónica habitual en toda España durante este mes de junio. Los expertos, que ya hablan de una séptima ola, piden cautela a la población, que se relajó tras el fin de las restricciones sanitarias. En las comarcas de Deza y Tabeirós, las farmacias han notado un importante incremento en la venta de test de todo tipo en los dos últimos meses. Las cifras no igualan a las alcanzadas en invierno, sobre todo en diciembre y enero, cuando incluso se llegó a registrar un problemático desabastecimiento de test en las farmacias, pero sí se observa un importante aumento en las ventas.

Por ejemplo en la localidad de Lalín, la Farmacia Ferreiro vendió alrededor de 900 test en mayo y sobre 700 en junio, cifras muy superiores a las registradas en los meses de febrero y marzo, pero todavía muy por debajo de las que se alcanzaron en diciembre y enero. En los momentos más duros del invierno, la Farmacia Ferreiro llegó a vender cerca de 1.800 test al mes, prácticamente el doble que en la actualidad. Lo mismo ocurre en la Farmacia García Iglesias, localizada en la calle Luis González Taboada de la capital dezana, donde registraron un aumento del 28% en las ventas de junio con respecto al mes anterior. Por otro lado, en la Farmacia Garrido de Silleda rondaron los 700 test vendidos en junio, y los 900 en abril, superando con creces las ventas registradas en los meses de febrero y marzo.

En A Estrada, más de lo mismo. La Farmacia Madriñán experimentó un importante repunte en las ventas de este último mes, especialmente durante los últimos días. Lo más probable, dicen, es que este reciente aumento estea relacionado con la celebración de las fiestas del San Paio, que abarrotó las calles y los establecimientos hosteleros. Igualmente, la Farmacia María Jesús Gamallo Morales de Cerdedo, un ayuntamiento bastante castigado por los contagios en los últimos días, rondó los 500 test en junio y los 600 en mayo y abril.

Las farmacias de las comarcas negaran que haya un patrón común en el perfil de comprador. Sí que hubo algunos de los establecimientos que vendieron un buen número de test a jóvenes en edad escolar, quizás por las excursiones del colegio o por las clases, pero los contagios se están repartiendo de manera similar entre todas las edades. También resulta destacable que la mayoría de la gente prefiere los test nasal y confía menos en la eficiencia de los bucales.

A Estrada registra 67 contagios en la última semana

El aumento de las ventas de test en las farmacias de las comarcas tiene que ver, como es lógico, con un aumento de los contagios por COVID-19. A Estrada ha sido, con mucha diferencia, la localidad más afectada en los últimos días. En las últimas dos semanas se registraron hasta 121 nuevos contagios, alcanzando los 500 puntos de incidencia. En los últimos 7 días, coincidiendo con las fiestas de San Paio, se contagiaron 67 personas. Cerdedo-Cotobade está siendo de los municipios más castigados, con 39 casos diagnosticados en estas dos semanas. Forcarei, registró 16 nuevos positivos en el mismo tiempo. En Lalín la incidencia es menor, con 40 positivos en la última semana y 89 nuevos casos en total, diagnosticados en los últimos 14 días. En el municipio de Silleda se registró una incidencia similar a la de la capital dezana, con 19 casos en los últimos 7 días y hasta 37 en el total de las últimas dos semanas. Por otro lado, en Dozón la enfermedad no está pegando tan fuerte, con sólo entre 1 y 9 casos en los últimos 14 días. Nada que ver con Rodeiro, que con 15 contagios en las últimas dos semanas alcanza los 500 puntos de incidencia. El municipio de Agolada muestra la misma incidencia, al registrarse 27 casos en los últimos 14 días, de los cuales 16 se diagnosticaron esta semana. Vila de Cruces contó 21 en estas dos semanas.

Compartir el artículo

stats