Los contagios de COVID-19 continúan la tendencia alcista iniciada después de Semana Santa y aumentan en casi todos los territorios de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. En siete días se han detectado al menos 220 positivos nuevos en la zona, a tenor de los datos que figuraban ayer en el mapa del Sergas.

A la cabeza continúa A Estrada, con 73 contagios diagnosticados en una semana, ocho más de los que tenía el sábado; seguida de Lalín, que suma cuatro y llega a 59. Con tres más en el mismo tiempo aparecen Silleda, ahora con 30, y Forcarei y Cerdedo-Cotobade, con 20 cada uno. Dozón añade otro al que ya tenía días atrás. Agolada se mantiene entre 6 y 9 y Rodeiro, entre 3 y 5. Solo mejora Vila de Cruces, que tenía trece el sábado y ahora no llega a diez.