Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La otra variante de A Estrada

El PXOM contempla la creación de dos rondas, una norte y una sur, que permitirían descongestionar de tráfico la N-640 a su paso por el casco urbano

Tráfico en la Avenida Benito Vigo. BERNABE / J. CARLOS ASOREY

El casco urbano de A Estrada es zona de obras. Las reformas que se están llevando a cabo en la peatonalización de las calles Calvo Sotelo y Ulla, sumadas a la reforma de la plaza de la feria y la calle Justo Martínez cambiarán la cara al centro urbano, pero también supondrán un cambio drástico a nivel de movilidad. A Estrada apostará por recorrer sus calles principales a pie, terreno ganado para el paseo pero perdido por los coches. Eso augura una nueva distribución del tráfico en la villa y son muchos los que auguran un colapso de ciertas calles, especialmente a determinadas horas del día.

Está por ver si estos augurios se cumplen y, si es así, hasta que punto llegarán. A estas alturas y con mucho todavía por hacer en este proceso, destaca la acumulación de coches, en algunos puntos pero especialmente llamativa es la situación de la N-640 a su paso por A Estrada. La avenida Benito Vigo, con un gran número de semáforos, ya soportaba demasiado tránsito antes de la peatonalización, algo que podría incrementarse a partir de ahora.

Plano de A Estrada en el PXOM. BERNABE/JAVIER LALIN

A nadie se le escapa cuál sería la solución a estos males, la tan deseada y al mismo tiempo lejana variante de A Estrada. Este vial permitiría sacar el casco urbano a todos los vehículos, pesados y ligeros que recorren cada día esta Nacional y también su entronque hacia Santiago. En definitiva, sacar del pueblo cientos de coches al día para dejar las calles del centro urbano para los vecinos. Sin embargo, y como apuntábamos, esa variante sigue todavía muy lejos de A Estrada, con mensajes contradictorios que llegan cada año desde el gobierno central al respecto

En este punto, aparece una última opción para mejorar el tránsito de vehículos por el casco urbano, aunque, en comparación con el caso de la variante, parece incluso más lejana y quizás más disparatada. La respuesta la encontramos en el PXOM, una hoja de ruta para el urbanismo estradense en la que se pueden encontrar diferentes desarrollos y catalogaciones de suelos pero también la planificación de nuevos viales que A Estrada podría abrir en el futuro. Buena parte de esas nuevas calles que se pueden ver en el plan general están ligadas al desarrollo de dos rondas, una norte –hacia Santiago– y otra Sur –por la zona de Ouzande–. Estas dos rondas funcionarían a modo de variante casera, permitiendo a los vehículos cruzar el centro de A Estrada sin tener que pasar por la N-640.

A ambas se les podría poner el mismo punto de partida, una rotonda que se situaría entre Martínez Otero y la polémica rotonda generada para el acceso al Mercadona. En este caso sería una rotonda de grandes dimensiones, desde la que saldrían dos calles nuevas. Una de ellas iría hacia el sur para entroncar con la Travesía de Penerada hacia la avenida de Vigo. A partir de ahí, toca seguir de frente por terreno verde y cruzando un par de caminos para llegar a la calle Pérez Viondi, con una rotonda que se situaría un poco más arriba del cruce hacia Ouzande. De ahí saldría otra calle nueva, de frente hacia la rúa do Matadoiro. Eso llevaría a los coches a salir de nuevo a la N-640 a la altura de A Baiuca.

En cuanto a la ronda norte, se usarían más viales existentes. De la rotonda inicial saldría una carretera nueva que entroncaría con la rúa Antón Losada. De ahí los coches seguirían hasta el final de la 25 de Xullo para llegar al entronque con la avenida de Leicures. En ese cruce se generaría otro vial que iría de frente para terminar saliendo casi a la altura de la rotonda de las colonias, de nuevo en la N-640.

BNG

En relación a la peatonalización, el BNG acusó al gobierno de gastar los recursos públicos siempre en el mismo lugar. “Para el actual alcalde la villa se limita a la calle Calvo Sotelo y poco más. Hay calles de la villa en las que nunca actuó el gobierno del PP. La mayoría siguen igual que hace veinte años”.

Compartir el artículo

stats