Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tala de un árbol en Rodeiro deja sin luz a unos 6.000 usuarios de Lalín durante casi cuatro horas

La avería se produjo en un tramo de la línea de 66 kilovoltios que parte desde Belesar después de la poda de un maderista | El accidente también provocó microcortes durante la mañana en Silleda y al menos uno en Rodeiro

Árbol causante de la avería tras ser talado ayer sobre la línea eléctrica aérea Chantada-Lalín. | // NATURGY

La caída de un árbol sobre la línea de alta tensión de 66 kilovoltios entre Chantada y Lalín dejó ayer sin suministro eléctrico a unos 6.000 usuarios del casco urbano de la capital dezana y del rural durante cerca de cuatro horas. Los cortes de luz también se dejaron sentir, aunque sólo de forma intermitente en otros lugares de la comarca como Silleda, durante un par de horas, y al menos uno de pocos minutos en Rodeiro. Naturgy informa que la causa de la avería fue la tala de un árbol por parte de un maderista en un punto del municipio de Rodeiro, lo que hizo que cayera sobre el cableado dejandolo inutilizado. Los primeros cortes de luz se produjeron a las 10.20 horas, que en el caso de Lalín se prolongaron hasta las 10.48 horas. Un segundo microcorte tuvo lugar a las 10.40 horas, prolongándose esta vez hasta las 11.12 horas, y a partir de lsa 11.48 horas tuvo lugar la falta de suministro más prolongada que se extendió hasta las 15.10 horas, que fue cuando oficialmente quedó restablecido el suministro eléctrico.

Locales comerciales cerrados en la calle Antonia Ferrín de Lalín durante el apagón. | // Á. G.

Durante todo el tiempo que faltó la luz, Lalín vio alterada de forma brusca su rutina diaria en forma de cierres temporales de establecimientos como supermercados, bares y cafeterías, comercios e incluso algunas de las empresas de sus polígonos industriales, que llegaron a enviar a sus empleados para casa ante la imposibilidad de poder trabajar. Las colas en los exteriores de los locales de alimentación fueron visibles desde un primer momento pero desaparecieron al comprobar los clientes que la larga duración de la ausencia de luz. Una mezcla entre malestar y resignación fue palpable, por ejemplo, entre algunos de los clientes de los restaurantes de Lalín, que pudieron degustar sus respectivos menús en medio de la incredulidad ante lo sucedido. Las cocinas de gas salvaron ayer el día a muchos de estos establecimientos lalinenses que se vieron obligados a sustituir guarniciones cocidas por las fritas en sus menús.

Usuarios de la ITV de Lalín, ayer, esperando a que se restableciera el suministro eléctrico. | // Á. G.

La clase política lalinense echó mano ayer de las redes sociales para transmitir sus distintas reacciones sobre lo sucedido. Así, el alcalde José Crespo anunciaba en su cuenta de Facebook que “dada la gravedad de la avería que se ha producido esta mañana (por ayer) y que deja sin servicio a gran parte de la población a estas horas, me he puesto en contacto con los responsables de la compañía eléctrica para informarme de las causas y exigir todos los medios necesarios para restablecer la normalidad del servicio lo antes posible”. En su comunicación, Crespo también señala que “la compañía eléctrica indica que hay una avería importante en la línea de 66 kilovoltios de Belesar, que aún están localizando pero que ya tiene varias brigadas recorriendo esta línea. Las sospechas apuntan a la caída de un árbol en el tendido eléctrico. Mientras tanto, para facilitar el suministro eléctrico, todavía precario, están utilizando la red de media tensión para poder dar servicio al mayor número posible de vecinos”.

Por su parte, el portavoz municipal del BNG, Francisco Vilariño también aprovechó su presencia en dicha red para publicar lo siguiente: “Un apagón a estas alturas y tanto tiempo es impensable. En lo único que avanzamos con la luz es en su imparable subida de precios. Tengo muy claro que esto no se lo pueden permitir a estas empresas que se creen impunes y que causan muchos problemas y pérdidas económicas a los vecinos”. Y el portavoz del grupo municipal de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña, anuncia que tiene pensado solicitar al Concello de Lalín que se encargue de la tramitación de todas las reclamaciones, así como que presiones en el sentido de que se indemnice a todos los afectados por este apagón.

Por último, Antonio Lamas, presidente de la Asociación de Empresarios de Deza (AED) se mostró ayer muy crítico con la situación. “De esta forma quedan patentes los fallos del suministro que padecemos desde hace tiempo en Lalín”, indica el presidente de la patronal. Lamas considera inadmisible que “por culpa de una línea quede paralizado todo un pueblo” y se pregunta quién va a asumir las pérdidas económicas “que a todos los niveles han sufrido las empresas de todo tipo en Lalín”. Antonio Lamas considera que sucesos como el acaecido ayer en Lalín ponen de manifiesto “la necesidad de ampliar la línea de O Irixo, que es algo que desde la AED consideramos prioritario”. El mandatario de los emprendedores de la comarca también se siente decepcionado por la “falta de información que recibimos desde la empresa; menos mal que nos dijo lo que había el Conello”, apostilló Antonio Lamas desde la sede de la AED.

Compartir el artículo

stats