Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada 100 vecinos está enfermo de COVID

En A Estrada hay 295 casos activos, 200 en Lalín, 79 en Silleda, 64 en Vila de Cruces y 46 en Cerdedo-Cotobade | Hospitalizada una persona sin vacunar que hacía vida normal cinco días después de dar positivo en antígenos

Un fallo en el sistema informático prolongó las colas de vacunación ayer en la Cidade da Cultura.

Por cada cien vecinos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes hay uno enfermo de COVID-19 en estos momentos. Son 725 positivos en catorce días, lo que se traduce en una incidencia de 1.050 casos por cada 100.000 habitantes. Es la tasa más elevada de toda la pandemia, con mucha diferencia, si bien apenas hay pacientes hospitalizados, gracias a la vacunación masiva de la población, que ha reducido la gravedad de los cuadros clínicos que padecen las personas infectadas. Entre los poquísimos vecinos de la zona ingresados con COVID llama la atención un caso por lo paradigmático que resulta: Se trata de una persona que no está vacunada y que, después de haber dado positivo en un test de antígenos cinco días antes, seguía haciendo vida normal y diciendo que era una gripe.

El crecimiento vertical de esta sexta ola dispara la incidencia en las comarcas y la aproxima a las tasas de Galicia (1.215) y de España (1.508). A Estrada supera ya las dos y se sitúa en torno a 1.600 casos por 100.000 habitantes, tras constatar 324 contagios en catorce jornadas, más de 150 solo en las tres últimas. Uno de cada diez test practicados en el municipio arroja un resultado positivo, pues van 365 en las 3.588 pruebas realizadas este mes (10,2%). La cifra de casos activos subía ayer en 60 y alcanzaba los 295, con uno hospitalizado. Y la previsión es que el incremento continúe en los próximos días, pues ayer había constancia de más positivos y se estimaba que la cifra de activos superaba los 300.

Vila de Cruces se consolida como segundo territorio con más incidencia acumulada y también como el otro, junto al estradense, que rebasa el millar de casos por 100.000 habitantes: 1.118, tras haber detectado 57 contagios en dos semanas, de los que 44 corresponden solo a la última. Los enfermos de coronavirus con médico asignado en este concello son 64 –incluídos 18 niños–, nueve más que el miércoles, cuando ya se habían incrementado en doce.

Lalín completa el podio de la zona en lo que a incidencia se refiere, con una tasa de 911, pues registra 184 positivos en catorce jornadas, de los que 127 se concentran en las siete últimas. El municipio lalinense estableció ayer una nueva marca de casos activos: 200, que son 38 más que el miércoles.

Los dos concellos de Terra de Montes empatan en incidencia, con sendas tasas de 734 a catorce días. En ese tiempo se han diagnosticado en Forcarei 24 nuevas infecciones (18 en una semana), mientras que en Cerdedo-Cotobade son 42 (26 en las siete jornadas más recientes). Este último Concello informaba ayer de la existencia de 46 casos activos, cuatro más que la víspera y su récord de la pandemia.

En Silleda, en donde se han tomado las decisiones más drásticas en cuanto a la suspensión de toda la programación municipal de Navidad, llegan a 79 el número de convalecientes de COVID, tras añadir 18 en una jornada. Son 63 los positivos contrastados en dos semanas (44 en la mitad de tiempo), de modo que su incidencia sube a 712.

En Rodeiro se han notificado 16 contagios desde mediados de mes (13 en la última semana), lo que sitúa su incidencia en 678/100.000. También Agolada rebasa la barrera del medio millar y pasa a estar en nivel de riesgo máximo, con una tasa de 583, tras detectar 13 positivos en dos semanas, casi todos (10) en la última; entre sus once casos activos había ayer una persona ingresada en un centro hospitalario.

Dozón, con cuatro enfermos, sigue siendo el municipio menos castigado por esta sexta ola pandémica, pues su incidencia está en nivel medio: 189/100.000, ya que son dos los diagnósticos positivos en catorce jornadas y también en las siete más recientes.

Los Reyes Magos llegarán a Lalín en tren turístico

Los Reyes Magos volverán a realizar la cabalgata por el casco de Lalín en tren, igual que hicieron en enero de 2021. Así, se evitan aglomeraciones en las calles, esgrime el alcalde. En los próximos días, se dará a conocer el horario exacto del paso de Sus Majestades de Oriente por cada rúa del casco urbano, así como por las zonas periféricas de Carragoso o A Trigueiriza, entre otras. Será “una cabalgata light”, como indicó este jueves el regidor, José Crespo, en el pleno. Apuntó que Lalín tampoco dispone de medios suficientes para controlar las fiestas particulares que puedan organizarse durante estos días tras las restricciones impuestas por la Xunta a la hostelería y que entraron en vigor este viernes, 31 de diciembre.

Reunión presencial y telemática celebrada ayer en A Estrada.

Reunión en el CIAE para coordinar el dispositivo de control de las restricciones en la hostelería

El director xeral de Emerxencias e Interior, Santiago Villanueva, y el gerente de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega), Marcos Araújo, se reunieron ayer con representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad para coordinar el dispositivo de control de las medidas de prevención contra el coronavirus, teniendo en cuenta las restricciones aprobadas por el comité clínico y las acordadas en los encuentros con representantes de la hostelería y del ocio nocturno. Policías nacionales, autonómicos y locales y guardias civiles vigilarán expresamente que aquellos locales que se han acogido a las ayudas por el cierre de su establecimiento permanezcan sin actividad desde la pasada madrugada hasta el 3 de enero. La clausura no se reduce a la noche o al horario en el que previamente iban a celebrar fiestas y cotillones, sino que debe mantenerse las 24 horas de los días señalados. En la reunión mantenida en el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE), de A Estrada, se acordó extremar los controles en las fechas de Fin de Año y Reyes para garantizar el cumplimiento de las restricciones aprobadas en el último comité clínico, y que se extienden desde hoy, día 31, hata el 18 de enero. Entre otras cuestiones, los agentes controlarán que se cumplan los horarios de la hostelería y del ocio nocturno, la necesidad de pedir el certificado COVID en estos locales o la prohibición de celebrar fiestas privadas o botellones. Entre las nuevas medidas decretadas destaca la limitación de la apertura de la hostelería y la restauración hasta la medianoche –una hora más los viernes y los sábados– y del ocio nocturno hasta las 3:00 horas o la prohibición de consumir en las barras. Los establecimientos deben estar ventilados y cumplir todas las normas sanitarias decretadas para el sector, así como respetar la ocupación y el número de comensales por mesa.

Compartir el artículo

stats