Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La última llamada

A Estrada dirá adiós el próximo año a las siete cabinas telefónicas que todavía mantiene en su casco urbano

Una vecina realiza una llamada desde la cabina situada en la plaza del Mercado. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Tras varios atrasos, basados en razones más nostálgicas que de utilidad pública, finalmente las cabinas de teléfonos desaparecerán de las calles de A Estrada el próximo año, al igual que del resto de ciudades. Con la nueva Ley General de Telecomunicaciones aprobada por el ejecutivo de Pedro Sánchez, el 31 de diciembre se acabará la concesión con la operadora Telefónica y estas cabinas perderán su condición de servicio universal obligatorio. El principal motivo es la extensión de la telefonía móvil entre la población, algo que llevará a su desaparición, previsiblemente en el primer semestre del 2022. Se trata de una medida respaldada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que pide su eliminación en base al Eurobarómetro 2014, (encuestas periódicas de la Comisión Europea), de que el 88% de la población reconoce no haber usado nunca una de estas cabinas.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación | FOTOS: BERNABÉ/ANA AGRA Lois Docampo

El concejal de Urbanismo del Concello de A Estrada, Gonzalo Louzao, reconoció que siguen a la espera de notificaciones oficiales con respecto a la retirada de estas cabinas, aunque auguran que será en breve una vez finalice la concesión a Telefónica. Estos elementos implican para el Concello la concesión obligatoria de ese poco más de un metro cuadrado que ocupa la cabina. Una vez retirados, este espacio volvería a ser municipal. El edil entiende que se trata de una medida que no extraña a nadie, ya que a estas alturas casi nadie utiliza estas cabinas, que se han convertido en un elemento más de feísmo debido a su estado de conservación con el paso de los años.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación Lois Docampo

Contra la eliminación de estas cabinas en España ya empezaron a levantarse voces críticas, sobre todo por parte de aficionados a la telefonía que reclaman el indulto para algunas de ellas, convertidas, con el paso de los años, en un elemento de referencia. Desde el Concello todavía no se ha analizado ningún caso en concreto a la hora de solicitar un “indulto”.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación Lois Docampo

A Estrada cuenta en estos momentos con siete cabinas de teléfono, todas ellas situadas en el calles del casco urbano. La mayor parte de ellas están en muy mal estado, principalmente por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento por parte de la concesionaria. En algunos casos, su estado es todavía peor, faltando el teléfono o estando inservible.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación Lois Docampo

A nivel de utilización hay uno que durante muchos años se ha llevado la palma. Se trata del ubicado a las puertas el antiguo Centro de Salud, un aparato que muchos pacientes utilizaron durante años para ponerse en contacto con amigos o familiares. Hoy y tras la mudanza del centro, ha quedado totalmente inutilizado. Otro que destacaba por su utilización era el situado ante el consistorio estradense. En esta zona incluso hay dos a pocos metros, con una segunda cabina cruzando la calle, ante la actual biblioteca. En esta avenida Benito Vigo había hasta hace poco dos cabinas más. Una todavía continúa en pié. Se trata de la situada ante el actual edificio de usos múltiples. La otra estaba en la parte, alta, ante el Supermercado Froiz, aunque ya fue retirada en los últimos meses.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación Lois Docampo

En otra zona destaca la ubicada en la parte alta de la Praza do Mercado. Esta cabina es más utilizada con juego para los niños que para realizar llamadas. Las otras dos que quedan también están en plazas. Una en la de la Farola. En este caso se trata de una cabina doble, aunque en uno de los lados ya no tiene teléfono. La última estaría en la Praza da Feira. En este caso, la cabina ha tenido que ser retirada y apartada de su posición habitual al estarse llevando a cabo los trabajos de mejora de la plaza. Habrá que ver si una vez finalizados vuelve a su sitio o se retira definitivamente.

Siete supervivientes en muy mal estado de conservación Lois Docampo

Las sietes cabinas telefónicas que continúan en pié –lo que no implica que operativas– en el casco urbano estradense presentan un muy mal estado de conservación. A todas ellas se les nota el paso del tiempo, con décadas prestando sus servicios en el mismo punto. En algunos casos ya no tienen teléfono dentro y en otros han sufrido los efectos del vandalismo. Otra curiosidad es que algunas de ellas se han convertido en un punto habitual para colocar carteles informativos. Este mal estado ha terminado por convertirlas en un elemento más del feísmo dentro del casco urbano estradense.

Compartir el artículo

stats