El Concello de Cerdedo-Cotobade acometerá de forma “inminente” la reforma integral de los parques infantiles de Quireza y Vilarchán, tal como anunció el alcalde, Jorge Cubela, en una reunión con más de medio centenar de residentes para analizar las actuaciones realizadas en lo que va de mandato y recoger nuevas propuestas y necesidades. Acompañado por la teniente de alcalde, Lourdes Ovelleiro, y la concejala Belén Casado, el regidor también indicó que las obras del parque infantil de Tres Aldeas –otra demanda de la zona– estarán terminadas muy pronto.

El mandatario detalló otras actuaciones “inminentes” en Quireza, como la canalización de aguas pluviales en el lugar de Outeiro, hasta el lavadero de Campo, o su intención de ampliar el local social. Los representantes del gobierno aprovecharon la presencia masiva de los vecinos para informarles de los trámites que se están llevando a cabo para solicitar una subvención que permita cambiar la depuradora existente por un humedal artificial, “que es más apropiado a las necesidades de Quireza después de las experiencias que estamos cosechando con este método”, apunta Cubela. Dio cuenta, asimismo, de las gestiones realizadas para lograr la mejora del tramo de la carretera provincial entre Fondós y Bugarín, “una cuestión de suma importancia para los vecinos y que precisa de la decisión de la Diputación de Pontevedra, titular del vial”, subraya.

Cogobernanza

Estos encuentros vecinales se enmarcan dentro del proceso habitual emprendido por Cubela desde su llegada a la alcaldía con el fin de “favorecer la cogobernanza, al tiempo que rendimos cuentas ante los vecinos de nuestra gestión y recogemos propuestas y sugerencias”. “Creemos en lo que hacemos y hacemos lo que pensamos dentro de nuestra apuesta por una nueva política de proximidad a la ciudadanía que la haga partícipe activa de las decisiones municipales”, expone el alcalde del territorio fusionado. En esta línea, habló a los presentes de la importancia de sumarse al Plan Municipal de Abastecimiento de Agua Autónomo, que definió como “un gran logo para la gestión de las traídas de aguas vecinales”. “La obligación de cualquier gobierno no solo está en la transparencia, sino también en la accesibilidad y en la posibilidad de que los vecinos puedan incidir de manera directa en la toma de decisiones sobre la gestión a realizar desde el Concello”, asevera el regidor.