El Partido Popular de Vila de Cruces responsabiliza al grupo de gobierno de que el municipio haya quedado fuera de la distinción Sistema de Calidade en Destino-Calidade Turística, algo que achaca a su irresponsabilidad por gestionar una tramitación que había dejado encaminada el ejecutivo de Jesús Otero, pero que no se acabó materializando.

“Lo único que tenían que hacer para conseguir esta distinción, que era tener en unas condiciones óptimas de mantenimiento y servicios el poblado minero de Fontao así como las áreas recreativas de A Carixa y las Ínsua de Gres, al tiempo que las promociones turísticas y gastronómicas del municipio”, indican los populares. Para el grupo de Otero el recurso Sicted es un reconocimiento muy importante “para poder continuar construyendo un sector turístico fuerte en el municipio” y recuerda que esta labor había sido ultimada por la edil Beatriz Iglesias. Asimismo, recuerda como en las últimas tres décadas en Vila de Cruces se trabajó sin descanso en el desarrollo y promoción de este sector y por eso fue precursor del turismo rural. Pone como ejemplo del impacto que este sello de calidad tiene para el territorio cruceño el empeño puesto por los gobiernos anteriores para cumplir con los requisitos, con el Galo de Curral como uno de los reclamos principales. “Como podemos comprobar una vez más, y ya van muchas, el actual equipo de desgobierno municipal ni eso hace”, sostiene, en relación a su incapacidad gestora.

Así las cosas, los populares recuerdan sus denuncias, el pasado verano, del estado del poblado minero, la peligrosidad del área de A Carixa o el “completo abandono de las islas de Gres o las áreas de Remnesquide o Toiriz”. Este escenario, añade, provocó una caída de visitantes “y por tanto ingresos para nuestros autónomos y que estaba claro que esa situación de abandono iba a desembocar en la triste realidad que supone la pérdida de este reconocimiento”. Frente a esta desidia, pone como ejemplo el gasto, este mes, de más de 17.000 euros “en pagos a asesores y publicidad”.

Por otro lado, reprocha al BNG que en sus visitas al rural impute a los populares la pérdida de servicios cuando Otero dejó de gobernar hace más de dos años y recuerda a los nacionalistas que “con sus votos y su silencio posibilitaron y posibilitan el actual desgobierno en el que está sumido nuestro amado municipio”.