Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sabotean un camión aparcado en Dozón y vierten más de 2.000 litros de alquitrán

Concello y empresa denuncian en la Guardia Civil lo sucedido en A Gouxa

Vertido de alquitrán, ayer, en Dozón y detalle del camión saboteado.

El Concello de Dozón informaba ayer de que la Feira da Gouxa lleva desde hace un tiempo recibiendo sabotajes reiterados que en verano y en algunas de las últimas ediciones del evento “consistían en vaciar los depósitos del agua”. Sin embargo, siempre según fuentes municipales, la pasada noche estos incidentes fueron todavía más lejos en sus objetivos debido a que un camión cisterna de una empresa que está haciendo unas obras en una carretera próxima al lugar de los hechos fue supuestamente saboteado por desconocidos que le abrieron las válvulas, vaciando sobre el asfalto más de 2.000 litros de alquitrán de una cisterna cuya capacidad máxima es de unos 20.000 litros.

La empresa propietaria del vehículo y el propio Concello tienen previsto presentar sendas denuncias ante la Guardia Civil tras lo sucedido en la zona porque consideran que se trata de “un boicot reiterado contra la Feira da Gouxa”. Desde el gobierno local que preside Adolfo Campos Vázquez también se solicita la colaboración vecinal para averiguar lo sucedido y dar con el paradero de los saboteadores. En este sentido, en el Concello esperan que algún testigo ocular de los hechos pueda aportar información para terminar de una vez por todas con este tipo de sucesos en torno a la emblemática y popular Feira de A Gouxa.

El suceso acaecido ayer en el municipio de Dozón no es el único de estas características registrado en la comarca dezana. Cabe recordar que a finales de noviembre del año pasado el polígono industrial de Agolada sufrió un asalto nocturno con un resultado similar al de A Gouxa. Durante el mismo fue saboteado un camión municipal que almacenaba en su interior líquido asfáltico, o betún, utilizado para el pavimentado del municipio. Los asaltantes le abrieron al vehículo las llaves de las cubas y acabaron vertiendo unos 200 litros de chapapote. Al igual que en Dozón, fuentes municipales manifestaron en aquella ocasión que si hubiera más cantidad de betún en el camión “podría haber hecho un mayor estropicio por la cercanía de una finca”. Los hechos fueron denunciados ante la Benemérita después de comprobar que los asaltantes rompieron una valla metálica para acceder al recinto industrial del municipio agoladés.

Compartir el artículo

stats