Cuando la crisis de las materias primas comenzaba a preocupar a la comunidad educativa del CEIP de Figueroa, el director del centro, José Manuel Reboredo, confirmó ayer el inicio inminente de la ambiciosa reforma proyectada para el centro educativo de mayor matrícula de A Estrada. Reboredo mantuvo una reunión con el director de obra y representantes de la empresa adjudicataria, que le confirmaron que el lunes arrancará el desembarco del material preciso para iniciar los trabajos.

Las otras comenzarán por la mejora del sistema de calefacción del centro, que cambiará el gasóleo por biomasa.Llegará después el momento de emprender el cambio de la cubierta de la antigua vivienda del conserje y también de una zona del patio.

La programación diseñada por la empresa en cuanto a la reforma interior posibilitará el normal desarrollo de la actividad docente, de tal manera que será por las tardes cuando los trabajadores realicen el grueso de la reforma en las aulas.

Con un presupuesto superior a los 800.000 euros, las actuaciones permitirán la mejora de la eficiencia energética en este colegio estradense a través del aislamiento del edificio con la colocación de lana de roca en el forjado y el aislamiento exterior de las fachadas, además de la sustitución de la cubierta actual por otra de panel sándwich. Se renovarán las carpinterías exteriores con instalación de unas de aluminio con rotura de puente térmico y vidrio doble. Además, se instalará iluminación LED con equipos de regulación y detección de movimiento. Con la combinación de todas estas medidas se calcula un ahorro próximo al 73% en lo relativo al consumo de energía no renovable y más de un 80% de reducción en las emisiones de CO².