“Es nuestro gran proyecto a futuro”. El alcalde de A Estrada, José López Campos, no alberga duda alguna de que el porvenir del municipio estradense cambia por completo en función de la consecución de la autovía que lo conecte con Santiago de Compostela. Con cuatro millones de euros reservados para la prolongación de esta infraestructura desde A Ramallosa en los presupuestos de la Xunta para 2022, el regidor estradense calculó que en el próximo ejercicio puedan licitarse las obras para la primera fase de prolongación de la AG-59, llegando ya hasta Pontevea.

Las estimaciones temporales del jefe del ejecutivo local son fruto de las últimas informaciones facilitadas por la administración gallega. En este sentido, López Campos indicó que en este mismo año se prevé completar el trámite de informes de impacto ambiental y el proceso expropiatorio. Señaló que algunos de los pagos para la ocupación de bienes afectados ya están realizados y que estos últimos meses de 2021 se utilizarán para abonar las expropiaciones pendientes de recibir esta compensación económica.

"Irrenunciable"

Asumió el alcalde de A Estrada que se trata de una inversión muy potente para tres kilómetros de vial de alta capacidad –27 millones de euros–, si bien no dejó de reconocer que para A Estrada se trata “de un proyecto irrenunciable”. Incidió en que esta conexión con la capital gallega es más importante que nunca para el municipio, en especial con la llegada de un AVE que conectará a Santiago con Madrid en algo más de tres horas y media o por la propia comunicación el aeropuerto internacional de Lavacolla. Esta conexión se interpreta en el municipio como trascendental para favorecer el asentamiento empresarial y también como una apuesta clave para la vertebración territorial.

En el contexto de un análisis de los presupuestos autonómicos, López Campos incidió en que A Estrada también precisa ir de la mano de la Xunta en otra actuación que entiende “transformadora”. Se refirió, concretamente, a la ampliación del polígono industrial de Toedo e hizo hincapié en que 2022 ha de ser el año de la tramitación administrativa para la expansión del parque, llegando a un “desarrollo real del polígono en 2023”.

Mantener el partido judicial, clave

En cuanto a la inversión programada por la Xunta en el nuevo edificio de juzgados, López abogó por enfocar este proyecto con una visión que vaya más allá de la propia construcción de un inmueble que reúna las dos salas existentes y ahora separadas. Consideró que esta actuación refrenda al municipio estradense como cabecera de comarca y planta judicial. “Que sigamos siendo sede del partido judicial es una pieza clave”, apuntó el mandatario, poniendo en el acento en la importancia que ello cobra ante la reforma de la planta judicial y teniendo en cuenta que este partido perdió a Cerdedo tras la fusión con Cotobade, pasando a vincularse, desde el punto de vista judicial, a Pontevedra.

Por otra parte, el alcalde aplaudió también que A Estrada vaya a contar con la colaboración económica de la Secretaría Xeral para o Deporte en el proyecto de construcción de las nuevas pistas de atletismo. El Concello está pendiente de que se resuelva el programa provincial al que cursó el proyecto, al objeto de conocer la implicación de la Diputación de Pontevedra. En todo caso, incidió en que la Xunta se implicará –y aguarda que la institución pontevedresa también– en dar respuesta a la necesidad de instalaciones de más de 400 deportistas, respaldando la importante evolución del atletismo en A Estrada.