Los socialistas lalinenses cuestionan el proyecto del grupo de gobierno para las viviendas sociales de la calle Manuel Rivero, una intervención del plan DUSI, en la que como primera cuestión relevante lamentan que de los seis hogares planteados solamente se vayan a acometer dos. Afirma que este cambio se llevó a cabo sin un reformado. “Se rebaja la iniciativa a la mínima expresión con solo dos viviendas y el riesgo de incumplir la ordenanza, pues se puede ver claramente en el reglamento del DUSI lo de las seis viviendas”, alega el edil Cristóbal Fernández Vázquez.

“Las viviendas sociales es algo que parece molestarle al PP, un partido que nunca hizo una en la historia de Lalín, y que ahora que se iban a poner en marcha seis rebaja la posibilidad a dos como si no hubiese familias que las precisaran”. Y, en esta línea, añade: “el único experimento de alquiler social del PP fue con Conde Roa y Geslander, favoreciendo a un miembro de su partido que se marchara de Lalín sin pagar los impuestos”.

Al margen de la crítica política, el PSOE presenta aportaciones a la ordenanza que irá al pleno del viernes. Sobre el destino de las mismas, entiende que debería incluirse una para casos de deshaucios. En lo que atañe a los requisitos para el acceso a un hogar pide la supresión del relativo a la situación legal del inquilino [el solicitante debe residir legalmente en España y empadronado con al menos seis meses de antelación] pues entiende que no se debe dejar de prestar ayuda a alguien por el simple hecho de no tener residencia legal. También menciona cuestiones relativas al usufructo de la propiedad en casos de separación o divorcio de una pareja.

Por otro lado, discrepa con la autorización a los inquilinos para acometer obras en una vivienda de emergencia social que va a ser ocupada por un máximo de seis meses. “Solo se debería permitir en casos extraordinarios muy concretos y que fuesen absolutamente imprescindibles”. Apuesta por una prohibición genérica y si se admitiese esta posibilidad, siempre previa comunicación y autorización de la administración. Por último, en relación a la prohibición de tenencia de animales, los socialistas abogan por una norma más laxa que permita a los inquilinos llevar mascotas como perros o gatos. Y sin duda defienden la necesidad de que se incluya la excepción de los perros guía para personas invidentes o con deficiencias visuales graves.