Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacunados para verano

En junio se completará el tratamiento a personas de entre 50 y más de 80 años y se iniciará la campaña con el tramo de 40 a 49 | El envejecimiento de la población favorece la inmunidad en los concellos más pequeños

Vacunación a personal sanitario en el ambulatorio de Silleda. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Lograr la inmunización de rebaño: este es el propósito que ansiamos todos llegue cuanto antes para tomar un respiro y poder convivir con una pandemia global sin precedentes. La vacunación es la clave, según los expertos, para alcanzar esa meta, pero para que buena parte de la población esté protegida contra el coronavirus SARS-CoV-2 todavía queda un tramo por recorrer. Antes del verano más de la mitad de la población de las comarcas habrá completado su proceso de vacunación o tendrá al menos una de las dosis, con lo que bastante se habrá avanzado en esta senda.

Para realizar esta estimación tomamos como referencia los últimos datos de población de los nueve municipios de Deza y Tabeirós-Montes y las campañas de vacunación por edades gestionadas por el Servizo Galego de Saúde. A estas alturas ya han pasado los dos pinchazos los mayores de 80 años, que en la zona suponen algo más de 7.900 personas. Y durante junio está previsto completar la administración de dosis a los que tengan entre 50 y 79, que agrupan a otros 27.509 ciudadanos. En este caso, desde la consellería se recuerda que los de edad más avanzada de este segmento ya, en muchos, casos, están totalmente protegidos y que entre este mismo y el próximo mes quedaría protegido contra el virus el grupo de entre 50 y 59 años. Pero además, en el sexto mes del año será el turno para las personas con edades comprendidas entre los 40 y los 49 años. En consecuencia, estaríamos hablando de que casi 35.500 ciudadanos tendrán administrada la vacuna o, en el caso de los de entre 40 y 49 años, al menos habrán visitado un centro de vacunación una vez. Estos números nos indican que el 51% del total de habitantes de las comarcas quedaría protegido.

El envejecimiento de la población es en este caso un aliado para aquellos municipios con un censo con más mayores. Así, por ejemplo, en Dozón los residentes que rebasan el medio siglo de vida suponen casi el 63% de su población, el 64% en Agolada y son seis de cada diez rodeirenses. Por el contrario, los concellos más poblados tienen una menor carga de población de más edad –en Lalín y Silleda son el 47% y el 49 en A Estrada–. El Sergas da por buenas estas estimaciones, pero apela a la prudencia y subraya que las campañas están supeditadas al envío regular de las dosis necesarias en cada caso. El titular de Sanidade, Julio García Comesaña, apuntó días atrás en la misma dirección e indicó que se estimaba la recepción de 150.000 vacunas semanales de la marca Pfizer durante el mes de junio, lo que supondría entre el 5,3 y el 5,5 por ciento del total que llegan a España.

Residencias

En el cómputo de protección de la población en la comarca anterior se incluyen los menores de edad, que suponen casi 8.900 vecinos. Tampoco se puede perder de vista que residentes y empleados de los geriátricos, profesionales sanitarios o personas de riesgo ya superaron los pinchazos. Solo en las residencias de mayores de las dos comarcas hay más de medio millar de personas que, sumadas a los en torno a 170 trabajadores, estaríamos hablando de otros casi 700 individuos ya protegidos.

Estabilidad en la situación sanitaria

La evolución de la pandemia se mantiene en niveles semejantes por segundo día consecutivo, con una treintena de casos activos en los nueve concellos de las comarcas. Lalín calca el número de personas que tratan de superar la enfermedad, con 11, pero hay un dato positivo: la incidencia acumulada baja tanto a 7 como a 14 días. Si el lunes era de 10 y 25 casos por cada 100.000 habitantes, ayer había descendido a 5 y 20 respectivamente. Todo lo contrario acontece en Silleda, también con los mismos activos: ocho. La incidencia a 7 días sube de 23 a 24 y a dos semanas pasa de 45 a 56. En A Estrada no circula el virus y Vila de Cruces y Agolada mantienen, un activo en cada caso. Rodeiro muestra una incidencia a 14 días de entre 50 y 150 casos por cada 100.000 vecinos, con dos activos. Cerdedo-Cotobade continúa con siete y su incidencia a dos semanas es la misma que muestra Rodeiro. Por otro lado, el Sergas apuntaba ayer a la constatación de un contagio en el colegio María Inmaculada de Silleda. Es el primero después de días sin casos entre la comunidad escolar de las comarcas.

Compartir el artículo

stats