El Concello de Agolada recuperó el lunes a mediodía el servicio de transporte gratuito que se ofrece a las mujeres citadas en el Hospital Gil Casares para realizarse controles periódicos contra el cáncer de mama.

El gobierno agoladés quiere salir al paso de las críticas del exedil Xosé Ramón Blanco (dejó la corporación en 2009) y aclara que este servicio de transporte no depende del Concello, sino de la Xunta, dado que el programa de detección precoz de cáncer depende de Sanidade. El viernes, 13 afectadas por la falta del bus de las 7.30 horas decidieron tramitar una queja, con la ayuda de la trabajadora social. El resto de convocadas decidió trasladarse a Santiago por su cuenta. El Concello apunta en este aspecto que el alcalde les propuso llamar a unos taxis, pero las 12 mujeres del primer turno decidieron esperar a que el Sergas volviese a citarlas.

El Sergas le confirmó al concello, tras varias llamadas a distintos teléfonos, que anteayer lunes sí habría transporte. Sin embargo, volvió a fallar el transporte de las 7.30 horas. Sobre las 9.00 llamó el responsable del servicio de Sanidade para decir que el bus vendría más tarde, como así fue.

En vista de que no habría el transporte de primera hora y había cuatro mujeres esperando en la Praza do Concello, se les propuso trasladarlas en la furgoneta de Protección Civil. “Eran las cuatro que había en aquel momento, en ningún momento se les escogió a dedo”, recalca el Concello, corrigiendo las insinuaciones del exconcejal vertidas en redes sociales. Y de paso le explica que el Concello no puede hacer ningún tipo de privilegio en este tipo de pruebas porque no sabe qué personas están citadas o no para hacer esta prueba.

Dos nuevos vehículos municipales

El Concello de Agolada acaba de adquirir dos nuevos vehículos municipales con fondos propios, dos furgonetas que serán utilizadas por los trabajadores de Obras y Servicios Sociais. El alcalde, Luis Calvo, indica que esta adquisición fue posible gracias “al plan de ahorro que estamos haciendo durante el presente mandato”. Los vehículos eran muy necesarios porque el personal de Obras trabaja en varios sitios a la vez, y la plantilla de Servizos Sociais precisaba un vehículo para trasladarse a los domicilios y atender las necesidades de las personas dependientes.