El gobierno silledense incluirá en el pleno ordinario del próximo jueves las bases reguladoras de las ayudas a la hosteleríA. Los solicitantes solo tendrán que acreditar que se vieron afectados por la orden de la Xunta del 26 de enero, por la cual se cerraron al público los establecimientos como medida de prevención frente al COVID. En total, se destinarán más de 86.000 euros a esta nueva línea, incluida la aportación de la Diputación a través del Plan Concellos. El Concello intentará agilizar al máximo la concesión de las ayudas –de 1.200 euros–, si bien han de seguir la tramitación habitual, con el envío a la Base Nacional de Subvenciones, la publicación de la convocatoria en el BOP, que abrirá un plazo de veinte días para presentar las solicitudes.