Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Silleda reiterará ante Turismo el arreglo de A Ponte da Pedra tras años de silencio

“Es una necesidad para la seguridad” de vecinos y peregrinos, advierte el gobierno local

A Ponte da Pedra presenta un evidente estado de abandono.

A Ponte da Pedra presenta un evidente estado de abandono. Bernabé/Javier Lalín

El Concello de Silleda volverá a reiterar ante la Xunta de Galicia la necesidad de arreglar A Ponte da Pedra, en la parroquia de Chapa. La solicitud se dirigirá una vez más al departamento de Turismo –antes incluido en la Consellería de Educación e Cultura y ahora adscrito a la Vicepresidencia–, dado que este paso sobre el río Toxa se encuentra en pleno Camino de Santiago.

El ayuntamiento lleva años alertando del mal estado en el que se encuentra este bien patrimonial, datado entre los siglos XVI-XVII. En noviembre de 2014, el alcalde de Silleda, Manuel Cuiña, aprovechaba la firma de un convenio con Cultura para el arreglo de A Ponte do Demo, en Carboeiro, para recordar la necesidad de restaurar “también de manera urgente” A Ponte da Pedra. Y las demandas ya no eran nuevas entonces, sino que se remontaban, como mínimo, al mandato anterior. Ante el silencio autonómico, el Concello remitió un informe en 2019 detallando los importantes problemas que presenta el puente, que también es paso para vehículos de todo tipo. Quedó debilitado tras el derribo de parte de su estructura por una riada hace una década. “Es una necesidad desde el punto de vista de la seguridad”, avisa Cuiña.

Viaducto de Bende, en el mismo río Toxa. XPonte

Además, A Ponte da Pedra se enmarca en un entorno que ofrece numerosas potencialidades desde el punto de vista medioambiental y turístico. Está cerca del Muiño de Covián, aguas arriba del mismo río, en la parroquia de Rellas, y de otros puentes como el de Bende, también en Chapa. Este último, del siglo XIX, presenta varias grietas en una de las bóvedas y le faltan piedras del pretil.

Para el gobierno silledense, la actuación más urgente es la del puente situado al lado de la N-525, dado su evidente deterioro y su mayor utilización por parte de vecinos y peregrinos. “Después ya se plantearán otras actuaciones”, apuntan.

Compartir el artículo

stats