Todo apunta a que parques eólicos que la sociedad Green Capital proyecta en Lalín no irán adelante y la empresa se verá abocada a buscar otra ubicación para estos complejos energéticos. La intervención de la Xunta era clave para frenar los recintos Val do Folgoso y Monte dos Porcallos y así acontenció, a tenor del anuncio del alcalde lalinense, José Crespo, tras una reunión con el titular de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde.

La administración autonómica acaba de informar negativamente ambos proyectos el pasado miércoles día 14 una vez que los parques, “tanto todas las posiciones como la totalidad de las poligonales” se encuentran de las Áreas de Desenvolvemento Eólico (ADE) incluidas dentro del Plan Sectorial Eólico de Galicia. El gobierno lalinense subraya que el mencionado plan es el instrumento en el que se definen aquellas ADE de la comunidad autónoma en las que es posible desarrollar proyectos de aprovechamiento de energía eólica. Por lo tanto, el emplazamiento de estos proyectos eólicos incumple el Plan Sectorial de Galicia y la Ley 8/2009 por la que se regula el aprovechamiento eólico en el territorio regional y se crea el canon eólico y el Fondo de Compensación Ambiental, una Ley que fue replanteada en febrero de 2021.

Francisco Conde indicó asimismo a Crespo que este informe desfavorable de la Xunta a los parques eólicos Val do Folgoso y Monte dos Porcallos ya fue registrado por el gobierno autonómico y acaba de ser remitido al ministerio. Los parques proyectados afectan además de la Lalín la otros ayuntamientos de la comarca como Rodeiro, Dozón, Vila de Cruces y Silleda.

La reunión tuvo lugar tras una solicitud realizada por el primer edil lalinense al vicepresidente segundo de la Xunta interesándose por conocer más en profundidad la situación actual de estos proyectos eólicos y las actuaciones llevadas a cabo desde el gobierno autonómico en relación a ellos.

En este sentido desde el ejecutivo gallego, apunta el Concello, se remarca que tramitar un proyecto eólico no es el mismo que autorizar un proyecto y se hace hincapié en que la tramitación administrativa del procedimiento de autorización de un parque eólico cuenta siempre con todas las garantías jurídicas, técnicas y ambientales que corresponden, además de ofrecer la máxima transparencia para que la ciudadanía pueda presentar las aportaciones que estime oportunas.

Además, desde el gobierno municipal se recuerda que esta reunión de Crespo con vicepresidente económico llega después de otros contactos realizados por el regidor “a alto nivel en la Xunta en relación la este asunto, como conversaaciones con el propio Francisco Conde o la reunión mantenida el viernes día nueve de abril con la directora xeral de Planificación Enerxética e Recursos Naturais, Paula Uría, dependiente de la Vicepresidencia Segunda que dirige Conde”.

Un encuentro en el que el alcalde conoció por Uría que el ejecutivo gallego informó desfavorablemente ya en 2020 los proyectos eólicos de Greenalia: Brisa, Céfiro y Galerna, también fuera de ADE. Encuentro en el también que la directora general avanzó a Crespo que la Xunta informaría desfavorablemente los parques eólicos Monte dos Porcallos y Val do Folgoso, como viene de hacer efectivo, sumándose el alegato al que el ayuntamiento trabaja (con TSGAL, Gonzalo Abogado y técnicos municipales) y que tiene avanzada.

Alegaciones en Cerdedo-Cotobade y Rodeiro

El alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, decidió en base a un informe municipal, pedir a la Xunta la paralización del trámite de autorización de construcción de los parques eólicos Campo das Rosas y “Porto Vidros”, promovidos por Naturgy por posible incumplimiento de la normativa de tramitación ambiental al considerarlos fragmentados deliberadamente para evitar una evaluación más exhaustiva por parte del ministerio. El Concello considera que se están poniendo en marcha en su entorno, además del parque Campo das Rosas, los de Pico Touriñán, Pico Touriñan III, Rosa dos Ventos, Porto Vidros, As Penizas, Ampliación As Penizas, “todos muy próximos, a pocos kilómetros de distancia, y comparten diversas infraestructuras esenciales para su funcionamiento como centro de seccionamiento, subestaciones, líneas eléctricas, etc. por lo que pudieran estarse tramitando fragmentados en el tiempo como distintos proyectos sectoriales lo cual eludiría el control medioambiental a lo que tendrían que ser sometidos por parte del ministerio". También se valora el posible veto a ampliaciones dentro de la Rede Natura. Esta y otras cuestiones serán trasladadas por Cubela a los vecinos en reuniones. Por otro lado, el gobierno de Rodeiro anunció ayer el estudio de alegaciones contra los proyectos eólicos “que perjudiquen los intereses agroganaderos, económicos y ambientales” de los vecinos. Tras semanas de trabajo y la asesoría de una empresa, el ejecutivo de Rubén Quintá “pretende delimitar con exactitud el emplazamiento de los aerogeneradores y mostrar su oposición con los que considere perjudiciales”, proclama.