Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

100 kilómetros a pie

Ruta de Parada.// Bernabé

Ruta de Parada.// Bernabé

Después de un año casi atrapados por la pandemia sanitaria que nos impide realizar grandes viajes, muchas personas han descubierto que no es necesario subir a un avión para quedarse con la boca abierta contemplando atractivos turístico más conocidos. Porque muchas veces no se valora lo que se tiene al lado de casa y quizá la próxima Semana Santa sea un buen momento para descubrir el rico patrimonio artístico, patrimonial o natural más doméstico.

El paisaje es solo uno de los muchos atractivos de las comarcas que se puede disfrutar con solo una mochila y un calzado adecuado. En Deza y Tabeirós-Montes hay decenas de rutas más o menos señalizadas que nos invitan a conocer la realidad de un territorio de interior rico no solo en bosque autóctono que resiste a la amenaza de las especies invasoras, sino de otros elementos patrimoniales civiles y religiosos. Seis de estas rutas están incluidas en el proyecto Sendegal que, lanzado por la Xunta, consiste en una aplicación que permite conocer trazados homologados. Pero además de la aplicación para dispositivos portátiles, también se habilitó una página web con información de cada recorrido que incorpora un modo de búsquedas y ofrece información sobre la longitud de la ruta, el tiempo estimado del recorrido, grado de dificultad, perfil topográfico, imágenes y datos de interés o valoraciones y comentarios de utilidad para los aficionados al senderismo.

La PR-G 124 o Ruta da Agua, Fonte e Lavadoiros de Parada (Silleda) es una de las seleccionadas y en sus 6,7 kilómetros que se completan en dos horas ofrece manantiales recuperados. Parte del recorrido es apto para ciclistas o jinetes. El Sendeiro de Zobra (PR-G 188) es quizá una de las rutas más populares de la zona, tanto por la belleza de su trazado como por la posibilidad de comprobar la exigencia de la media montaña de los altos de O Coco, con la parroquia lalinense de Zobra como punto de partida en un recorrido de casi 30 kilómetros. La otra situada en el término municipal lalinense es la Ruta do Castro de Doade, en la que el caminante pondrá conoce el museo etnográfico Casa do Patrón o un castro excavado.

En A Estrada, Sendegal incluye dos trazados: el de San Miguel de Castro y el de Codeseda-Rapa das Bestas, de 11,4 y 30,5 kilómetros, de plena naturaleza, senderos medievales, miradores y sin perder de vista la histórica celebración en la que el caballo salvaje es el protagonista. De Rodeiro parte el recorrido que nos llevará hasta el monte Faro, ya en el término municipal de Chantada.

Estas rutas suman un centenar de kilómetros en total y son solo algunos ejemplos de los miles de senderos que atraviesan la naturaleza y, la historia de las comarcas.

Ruta de Parada.// Bernabé

Rota da auga, fonte e lavadoiros de Parada

Tiene una longitud de 6,7 kilómetros y discurre por la parroquia silledense de Parada. Ofrece al visitante un conjunto de fuentes y lavaderos rehabilitados, todos con agua potable. Su grado de dificultad es bajo.

Sendeiro de Zobra

Un trazado circular que precisa unas 9 horas para completar el tramo largo de 22,8 kilómetros. Destacan parajes lalinenses como Zobra, Portomartín, Ameixedo, O Coco, Ponte dos Medos, A Cabana o As Liñeiras.

Ruta de Castro

O Seixo, Prado, San Miguel de Castro o el río Ulla son algunas de las localizaciones de una ruta de 11,4 kilómetros que el caminante puede rematar en el área recreativa del santuario de Gundián estradense.

Ruta de Codeseda-Rapa das Bestas

En la aldea estradense de Codeseda arranca una senda que remata en Sabucedo tras 30,5 kilómetros –variante de 2.800 metros– en donde sobresale el bosque autóctono, yacimientos o calzadas del medievo.

Trazado de Doade.

Ruta do Castro de Doade

El Museo Etnográfico Casa do Patrón es el punto de partida de una ruta de 15,7 kilómetros que pasa por el castro de Doade y que discurre entre molinos, caminos medievales o puentes que atraviesan el río Asneiro.

Rota do Faro

El monte Faro es la cumbre de la comarca, que comparte con la la localidad vecina de Chantada. La salida se toma en Rodeiro y para completar sus 12,2 kilómetros se estiman necesarias aproximadamente cuatro horas.

Compartir el artículo

stats