Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada trabaja en una mejora integral del puente de Pontevea que costeará la Xunta

El proyecto que el Concello le enviará este verano a Patrimonio contempla su limpieza integral y la instalación de iluminación

Una vista actual del puente de Pontevea, declarado BIC en 2017, desde la orilla estradense.

Una vista actual del puente de Pontevea, declarado BIC en 2017, desde la orilla estradense. // Bernabé /Ana A.

Técnicos municipales del Concello de A Estrada trabajan en la actualidad en la redacción de un proyecto orientado a acometer un acondicionamiento integral del puente medieval de Pontevea, que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por el Consello da Xunta en noviembre del año 2017.

Ya entonces, cuando el conselleiro de Cultura Román Rodríguez visitó la zona y anunció la apuesta autonómica por un proyecto integral para el puente de Pontevea y su entorno -implicando a A Estrada y Teo así como a las Diputaciones de Pontevedra y A Coruña- el Concello asumió el compromiso de diseñar un anteproyecto en el que confluyesen ideas para comenzar a trabajar en esta ación integral de mejora del puente y su entorno.

Desde entonces, gracias al denonodado esfuerzo de Entre as Pontes y muy particularmente de su presidente, Pedro Castañeda, el entorno del puente BIC de Pontevea ha cambiado muchísimo y A Praíña -en la orilla estradense de Couso- se ha convertido en una playa fluvial de referencia en el Ulla, que cuenta con servicios tales como aparcamiento, terraza, zona de merendero y de acampada e incluso área de autocaravanas.

Pero, más allá de las acciones barajadas desde 2017 por las administraciones, el puente -tal y como recogió FARO en su edición de ayer, de acuerdo con los datos proporcionados por Entre as Pontes- ha ido sumando deficiencias que es preciso subsanar. Es el caso de un grafiti bajo una de las zonas de paso de un lado a otro del puente, el mal estado de un muro limítrofe con A Praíña y el desprendimiento de los adoquines de su pavimento, que hay usuarios poco concienciados que incluso terminan por lanzarlos al río.

El regidor local desveló ayer que el gobierno tiene previsto dirmar un convenio con Patrimonio para que sea este quien asuma el coste de iluminación y limpieza del BIC. Confía en que los técnicos municipales lo tengan listo este verano para enviarle toda la documentación a la Xunta y que sea la Consellería de Cultura quien asume su coste, al igual que el Concello aporta el proyecto.

Compartir el artículo

stats